Ante el reclamo de los sindicatos, el Ejecutivo nacional analiza la idea de entregar lotes de vacunas a los gremios que nuclean a trabajadores esenciales, para que sus correspondientes obras sociales se encarguen de aplicarlas.

Según trascendió, la idea fue debatida durante una reunión entre el Ministro de Salud, Ginés González García, y el titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid, donde el sindicalista solicitó que los trabajadores del sector sean incluidos con prioridad en el plan de vacunación nacional, ya que se encuentran muy expuestos al Coronavirus por ser esenciales.

El reclamo de la CATT refiere a los gremios que integran la confederación, entre ellos, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Camioneros, la Fraternidad, la Unión Ferroviaria, Aeronavegantes y también sindicatos del sector portuario.

En el marco de este encuentro, el pedido de la CATT consiste en recibir las vacunas una vez que se haya finalizado con la vacunación de la población de riesgo, es decir, mayores de 60 años y personas con enfermedades prexistentes.

Cabe destacar que el mismo reclamo fue hecho por otros gremios que no pertenecen al sector de transporte, pero también son considerados esenciales, como el de empleados jerárquicos de la AFIP.