El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y de Cabotaje Marítimo declararon en las últimas horas un paro total de actividades en todos los buques de las empresas Maruba e Inmarsa.

La medida tiene que ver con la agudización de la fuga de unidades de transporte fluvial que llevan carga en aguas argentinas –incluso con empresas de capital nacional– hacia “banderas de conveniencia”, con la consiguiente pérdida de fuentes de trabajo para las tripulaciones argentinas, pérdida de divisas para la economía local y pérdida de soberanía de nuestro país sobre su logística de exportación.

El detonante fue la reciente decisión de Maruba, empresa armadora del buque portacontenedores Piray Guazú, de pasar dicha embarcación al régimen legal y laboral ofrecido por Paraguay, pese a haber recibido muchos beneficios para mantenerse bajo bandera argentina.

“No vamos a permitir que entre gallos y medianoche cambien la bandera al Buque Piray Guazú, ni ningún otro buque”, advirtieron en un comunicado los gremios que conducen Raúl Durdos y Julio González Insfrán, respectivamente.

“Estas organizaciones gremiales actúan en defensa del pabellón nacional, puestos de trabajo argentinos y de la soberanía nacional”, continúa el documento.

Por otra parte, los gremios enfatizan que esta situación “ha sido advertida en muchas ocasiones ante la empresa como así ante los funcionarios”.

Y alertan que en caso de continuar este tipo de acciones, “se incrementarán las medidas adoptadas por estas organizaciones”.

Mesa de trabajo

El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, dirigentes de la CGT, de la CATT y de los gremios fluviales y marítimos se reunieron el jueves pasado en la sede de la cartera y analizaron esta problemática y, además, conformaron “una mesa de trabajo” para estudiar la realidad integral del sector.

Ante los gremios, Guerrera se comprometió a avanzar en una ley que genere cambios impositivos para permitir que se fomente la utilización de buques con bandera nacional y detener la fuga hacia insignias extranjeras.

En el medio, las empresas mencionadas actúan como si no estuvieran al tanto de las reuniones entre los sindicatos y el Ministerio de Transporte y se predisponen a continuar con la fuga de buques, lo cual inexorablemente hará incrementar la conflictividad con los gremios.

El comunicado

El SOMU y el Centro de Patrones declararon paro en todos los buques de la empresa Maruba e Inmarsa