En el marco del prolongado conteo definitivo de las elecciones de la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos Argentinos (APDFA), el candidato a Secretario General por la lista Verde y Blanca, Leonardo Salom, manifestó junto al resto de los referentes y militantes de la lista opositora, que “el resultado electoral nos da favorable y en base a las maniobras irregulares en el conteo definitivo, el Oficialismo anuncia un triunfo completamente ilegal”.

En este marco, anticipó que “esta disputa continuará en la Justicia, no vamos a permitir que se vulnere el veredicto de las urnas, los ferroviarios y portuarios votaron por la Verde y Blanca”.

El conteo de votos de las elecciones nacionales culminó de la misma manera en que se sucedió el proceso electoral, marcado por innumerables irregularidades y maniobras ilegales por parte del oficialismo para no permitir que transcurra con transparencia el proceso electoral, denunciaron desde el espacio.

El oficialismo anunció una falsa victoria, contradiciendo las actas de escrutinio que dan por ganadora a la lista Verde y Blanca por 821 votos contra 809 de la lista Oficial. La lista Verde y Blanca ya se encuentra trabajando para elevar su reclamo a los ámbitos ministeriales y judiciales para garantizar la transparencia de las elecciones y subsanar las ilegalidades de los comicios y del recuento de votos. 

Una elecciones con irregularidades

Desde el día de la elección, la estrategia del oficialismo fue la de revertir el resultado de las urnas con la complicidad de una Junta Electoral adicta. Apelaron a todas las herramienta e irregularidades posibles, desde demoras injustificadas en el recuento, presiones de la apoderada de la lista gris, impugnaciones sistemáticas y violentaron la urna de Tierra del Fuego, favorable a la Verde y Blanca, de la que hicieron desaparecer más de la mitad de los votos, expusieron a través de un comunicado.

La Junta Electoral, conformada por Rubén Ugartemendía, Hernán Grazioli y Marisa Mourad, se comportó como un órgano partidario y demostrando su manifiesta parcialidad para impartir justicia en las impugnaciones y disputas entre ambas listas. Sin fundamentar sus decisiones, la Junta Electoral rechazó los argumentos de la Verde y Blanca y valido los del Oficialismo.

El escrutinio cerró toda una serie de irregularidades que se fueron sucediendo durante la campaña, como, falta de elección de Delegados, la presencia de matones para impedir el ingreso a las asambleas, las listas seccionales mal aprobadas, prohibición de imprimir boletas, y crecieron a partir del 2 de marzo, día de la elección, con el cambio de padrones sin aviso previo, de lugares de votación y el veto a más de 60 trabajadores y trabajadoras de AGP.

Dijimos durante la campaña que nuestra lucha era para defender la transparencia de APDFA, defenderla de los mismos dirigentes que hoy llegan al extremo de querer robarse una elección. Vamos a continuar la batalla en defensa de lo que votaron nuestras compañeras y compañeros y a impedir este robo”, agregó Marina Pérez, candidata a Secretaria Adjunta Interior Ferroviaria.