El dirigente Rodolfo Daer consiguió su novena reelección como secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (STIA), en uno de los primeros comicios sindicales autorizados después de las restricciones que impuso la pandemia por el coronavirus

Todo a pesar de las denuncias por "irregularidades" que pesaban en su contra. La izquierda acusó a la Junta Electoral por presuntos errores en el padrón.

Daer está al frente del sindicato desde 1984. El histórico dirigente, que fue jefe de la CGT entre 1996 y 2002, obtuvo el miércoles su novena reelección consecutiva, con el 71% de los votos, según indicaron fuentes gremiales.

Con la Lista Verde, Daer se enfrentó a una oposición de izquierda, que compitió divida. Por un lado, se postuló Javier Hermosilla (Lista Bordó), y por el otro, Jorge Penayo (Lista Celeste y Blanca), vinculado al Partido Comunista Revolucionario. Estaban en condiciones de votar unos 5200 afiliados.

La rama más representativa de la izquierda sindical surgió, en parte, desde la oposición en el Sindicato de la Alimentación, con fuerte representación en Mondelez (ex-Kraft) y Pepsico, en donde cuentan con delegados desde hace veinte años. Daer, que es hermano de Héctor, el actual jefe de la CGT, vio tambalear su hegemonía cuando sus rivales alcanzaron casi el 40 por ciento de votos en las dos últimas elecciones.

En la primera elección sindical, Rodolfo Daer consiguió su novena reelección con el 71% de los votos en el gremio de la Alimentación

Denuncia de irregularidades

Con la elección en curso, la lista Bordó denunció irregularidades en el padrón e impugnó la urna ubicada en la fábrica Trío, de San Justo, porque no habrían dejado ingresar a su fiscal. "Hemos entregado un listado de 587 trabajadores que hemos corroborado que no son trabajadores de la alimentación.

No obstante, la Junta Electoral nos ha rechazado el escrito dejándolos en el padrón como afiliados y votantes. La Junta Electoral incurre en un fraude abierto y demostrable. Hicimos esta denuncia ante el Ministerio de Trabajo de la Nación", denunció la agrupación que encabeza Hermosilla. La funcionaria a cargo de supervisar los comicios es Mónica Risotto, directora de Asociaciones Sindicales.

Tweet de Maximiliano Mon

Además, la oposición se refirió al caso de la urna impugnada. "Por responsabilidad de la Junta Electoral y la patronal, nuestro fiscal de la lista Bordó de Trío de San Justo ingresó tres horas después de comenzada la elección", advirtió en un comunicado.

Daer relativizó las denuncias y dijo que la elección transcurría con normalidad. "Lo de la urna impugnada se debió a una demora en la llegada del fiscal opositor. Llegó a las 4 de la madrugada cuando la votación en ese establecimiento comenzaba a las 3″, argumentó el dirigente.