En medio del escándalo en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) por la declaración de un arrepentido que admitió que recibió dinero por parte de las  autoridades del gremio dirigido por Roberto Fernández, para incriminar al principal referente de la oposición, Miguel Bustinduy en la causa por los incidentes de diciembre de 2019, ahora trascendió un audio que confirma el soborno y el secretario general está más complicado.

En el audio que mostró C5N se escucha una conversación entre Juan Seguí, el arrepentido, con Silvio Piorno, abogado de la Mutual de UTA y abogado personal de Roberto Fernández, quien negocia con el arrepentido, quien recibió dinero para culpar al referente de la oposición por la toma de la sede del gremio.

En la charla se escucha la confirmación del pedido de Seguí de 4 millones de pesos a cambio de señalar a Bustinduy como responsable de los incidentes. También se escucha que nombran a un tal "Domínguez", que seria el otro testigo -que está en el expediente-, en este caso de identidad reservada que también habría sido contactado por la conducción del gremio para que inculpen a Miguel Bustinduy. 

En la charla se confirma la negociación que se extendió hasta el 14 julio del año pasado, en la que se detalla que hubo una oferta de 2 millones de pesos pero el “arrepentido” exigió 4 millones de pesos a lo que sus interlocutores accedieron. "Un día hablamos, yo te dije 'dos palos, que eran 10 lucas', vos me dijiste 'no, cuatro' y yo te dije 'esperá, que pregunto' y me dijeron 'si, que vaya a buscarla'", asegura Piorno confirmado el soborno.

Luego hablan del otro implicado con quién también se iban a sentar a negociar. "Cuando quieras nos sentamos con Domínguez, piden una plata y se la dan", dice en la negociación Piorno al arrepentido. 

Según el expediente, el arrepentido apuntó al abogado Silvio Piorno, apoderado de la UTA y del propio Fernández y también mencionó a otro abogado Juan Manuel Risi, quien habría sido el primer vínculo de Seguí con la conducción del gremio en marzo del año pasado.

“El abogado (Risi) me dice que tiene contactos con la UTA y que a mí me convenía defenderme individualmente, que le podíamos sacar plata a la UTA, que él trabajó con un caso de la Uocra y que se dedicaba a los casos penales gremiales. Me dijo que necesitaba que yo declare contra Miguel Bustinduy, Alejandro Borelli, Walter Osvaldo Fernández ‘Mafalda’, Carlos Franco y Morandi. También me pidió que si podía señalar a algún otro que lo haga, que ellos querían armar la causa, que desde el gremio estaban interesados en sacar del medio a la agrupación Palacios”, señala la declaración de Seguí.

Roberto Fernández está al frente de la UTA desde 2008 y llega decían de denuncias por mala gestión y conflictos con los trabajadores y trabajadoras del sector. Además, ya fue denunciado por diversos dirigentes por no permitir democratizar las elecciones en el gremio.