La empresa DASS que se ubica en Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires, subsidiaria de la multinacional Adidas, despidió de forma arbitraria y en una clara persecución sindical a siete trabajadores que conformaban el cuerpo de delegados que se postularon para las próximas elecciones del Sindicato Obrero de Caucho y Afines (SOCAYA).

La denuncia fue formulada ante el Ministerio de Trabajo por el titular del gremio, José Pasotti, quien sostuvo en un comunicado que "se trata de una clara persecución sindical" y "un residuo de la Gestapo generada desde el PRO, que demuestra el accionar de los grupos empresarios favorecidos por la gestión macrista".

“Sepan compañeros y compañeras que han sufrido semejante atropello y humillación que esta conducción no los va a abandonar sino todo lo contrario, vamos a luchar junto a ustedes hasta que se haga justicia”, manifestó el dirigente y agregó “exhortamos a la empresa para que revea esta situación y responsabilizamos a todos los que tienen esta connivencia”.

Tweet de Socayaok

Cabe recordar que, en el año 2019, la empresa DASS Argentina logró despedir a 1.500 trabajadores bajo la complicidad del gobierno macrista que perpetuaba conducciones ilegítimas y “con el silencio absoluto del sindicato que no dijo nada porque estaba en manos de Claudio Streitenberger de la Lista Verde”, señalaron desde el gremio.  

El SOCAYA, tiene hoy unos 10.400 trabajadores activos, pero esa cantidad treparía a 12.000 de eventuales afiliados. Representan a los trabajadores de la industria que aplica el Convenio 179/75 Caucho como el Convenio 231/75 de Gomerías, Talleres de Recauchutaje y Armado de Rodados. También todas las gomerías del país están encuadradas en el gremio.