La Unión Personal de Seguridad República Argentina (UPSRA), que conduce a nivel nacional Angel García, denunció y repudió el atentado sufrido hoy por la mañana en la sede de la Delegación Lomas de Zamora, con roturas de vidrios, mobiliario y amenazas con armas de fuego en la previa de una movilización por un conflicto con la empresa de Seguridad Privada SISEG. La CGT Regional Lomas de Zamora manifestó también su solidaridad para con el gremio y el repudio a las “acciones de vandalismo y agresiones físicas”.

“Esperamos el rápido esclarecimiento del lamentable hecho y que caiga todo el peso de la ley sobre los autores materiales e intelectuales del cobarde acontecimiento. En plena vigencia de la democracia y en memoria de los 30.000 compañeros desaparecidos no podemos tolerar esta escalada de violencia”, enfatizó Dante Centanni, Delegado Regional de Quilmes.

“A las 9.30 mientras preparábamos una movilización hacia el Banco de la Nación Argentina, a raíz de un conflicto con la empresa de Seguridad Privada SISEG que presta servicios de custodia y vigilancia en la entidad bancaria ubicada en la calle Leandro N. Alem 15, un grupo de 20 barrabravas perfectamente identificados, descienden de al menos 4 vehículos e ingresan a la sede de UPSRA, golpeando a compañeras y compañeros, destruyendo parte del mobiliario y rompiendo el vidrio del frente; exhibiendo armas de fuego, con amenazas concretas hacia los presentes y sus familiares, exigen que suspendamos la medida de fuerza hacia SISEG, caso contrario las consecuencias serán mayores”, relató Centanni.

Gremio de la Seguridad Privada repudió el violento ataque a una de sus sedes

“No es la primera vez que SISEG, una compañía acostumbrada a la violación sistemática del Convenio Colectivo de Trabajo y de las leyes laborales, utiliza las patotas para intimidar a los trabajadores. Contratan siempre los servicios de este tipo de mano de obra para lograr perpetuar los constantes atropellos a los trabajadores. Con nosotros no van a poder”, concluyó.