El Ejecutivo nacional oficializó este viernes el aumento a los haberes jubilatorios, que consiste en un 8,07% a partir de marzo, sumado al pago de dos bonos extraordinarios de $1500 cada uno para las jubilaciones y pensiones de hasta 30.856 pesos, que se efectuará durante los meses de abril y mayo.

De este modo, la jubilación mínima se elevará a $20.571 durante marzo y luego pasará a $22.071 en abril y mayo, lo que implica un incremento del 16% en tres meses. Este incremento también se verá reflejado en la jubilación máxima, que ascenderá a $138.426.

“Al considerar el aumento por movilidad y los bonos, una jubilación mínima aumentará un 16 por ciento, ganándole claramente a la inflación del trimestre”, explicaron desde ANSES.

Por otro lado, la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) ascenderá a $16.457, pero no incluirá los dos bonos.

“El 70% de los jubilados, jubiladas, pensionados y pensionadas de menores ingresos, que fueron quienes se vieron más afectados y afectadas en los últimos años, obtendrán este beneficio por dos meses hasta la aplicación de la nueva movilidad en junio”, agregaron desde el organismo de seguridad social.

Cabe destacar que este es el primer incremento que se realizará bajo la Ley 27.609 de Movilidad Jubilatoria y alcanzará a 8,3 millones de jubilaciones y pensiones y 9,6 millones de asignaciones como Asignación Universal por Hijo (AUH), Asignaciones Familiares, Asignación Universal por Embarazo (AUE).