En el día de ayer, los trabajadores nucleados en la Asociación Obrera Minera (AOMA) macharon hacia San Salvador de Jujuy para manifestarse ante el Gobierno provincial y evitar la pérdida de más de 600 puestos de trabajo. Esta protesta se debe al anuncio de la multinacional Glencore de suspender sus actividades en la mina ubicada al norte del departamento Humahuaca, con el argumento de una supuesta “declinación de los recursos y reservas de mineral en los últimos años”, que provocó una “significativa reducción de la producción”.

Carlos Trejo, dirigente de AOMA en El Aguilar, declaró: “Hay cuestiones que son urgentes debido a que la empresa ha dispuesto los retiros voluntarios a partir de la fecha y para nosotros en absoluto es un retiro voluntario sino una exigencia de dejar nuestros trabajos”.

Asimismo, Trejo advirtió que, de no obtener soluciones, las medidas de fuerza continuarán. “No nos vamos a retirar de la plaza hasta que el Estado, con todos sus estamentos, haga cumplir la legislación vigente”, enfatizó.

En la misma sintonía, otra trabajadora minera destacó: “Defendemos nuestro puesto de trabajo o en todo caso queremos obtener la mejor indemnización porque rechazamos los retiros voluntarios”.

“Nosotros nunca hemos venido a hacer lío, estamos reclamando lo esencial para el ser humano que es la dignidad, el trabajo luego de que la mina El Aguilar deje de producir destituyendo a 700 trabajadores en la calle”, concluyó Trejo.