La plataforma del candidato a diputado de Avanza Libertad, José Luis Espert, para estas elecciones 2021 no deja lugar a dudas del fenomenal ajuste que generará en la Argentina. El neoliberal adelanta eliminar 1,5 millones de puestos de trabajo en el Estado, limitar el derecho a huelga, flexibilizar los convenios laborales, encarcelar a sindicalistas "rebeldes" y hacer un control de natalidad mediante la Asignación Universal por Hijo (AUH).

LIMITAR EL DERECHO A HUELGA

"Limitar el derecho de huelga en cualquier actividad, previendo etapas previas de conciliación entre las partes. La ley preverá la inhabilitación y multa para los dirigentes sindicales que violen las instancias legales con huelgas salvajes u  otros  medios  extorsivos.  En  cualquier  caso,  los  días  de  huelgas  no  serán pagos", afirma Espert.

ENCARCELAR SINDICALISTAS

"Limitar a un mínimo excepcional la legalidad de las huelgas generales, que siempre tienen una motivación política. La ley  preverá  la condena de multa, inhabilitación y prisión para los dirigentes sindicales que convoquen  al  desacato  impulsando  movimientos  de  fuerza  fuera  de  la  ley", establece la plataforma.

FLEXIBILIZACIÓN LABORAL

La  estandarización  de  los  contratos  laborales  deberá  ser  "muy  flexibilizada para  adaptarse  a  la  velocidad  de  los  cambios  tecnológicos  y maximizar  la productividad para poder competir en el mundo globalizado. Se flexibilizarán los plazos y modos de contratación; se reconocerá el carácter multifuncional, multiprofesional  y  polivalente  de  las  tareas;  se  permitirá  una  movilidad funcional  y  de  localización".

SINDICATOS SIN FINANCIACIÓN

"Se eliminará la compulsividad de transferencias por cualquier concepto de los trabajadores  al  sindicato.  Estos  aportes  serán  voluntarios  y  hechos  por  el trabajador directamente al sindicato por el elegido", obligan.

DESEMPLEAR A 1.5 MILLONES DE PERSONAS

"Reducir  el  empleo  estatal  en 1.5millones  de  personas  es  posible  y  deseable, particularmente  con  los  aumentos  de  eficiencia  logrables  con  la  eliminación  de funciones innecesarias (burocráticas y políticas), con la eliminación de procesos que implican  controles  y  regulaciones  innecesarias  sobre  el  sector  privado", sostiene Espert.

El dirigente dice que para no subir el desempleo, esos trabajadores serán absorbidos por el sector privado. "Los empleados dejarán de pertenecer a   la   repartición   nacional,  provincial   o   municipal   que   los   declare en disponibilidad,  para  pasar  a  formar  parte  de  un  empleo  público  en  proceso  de reinserción laboral, a cargo de una agencia nacional especial. La nueva ley de reinserción laboral establecerá que el mero traslado del empleado redundante a la agencia de reinserción no será causal de indemnización por despido, habida cuenta  que  la  agencia  de  reinserción  continuará  abonando  su  remuneración  o subsidiando su reinserción por un periodo de 3 años", indica.

JUBILACIONES

Los que no tengan aportes quedan a la deriva y la edad jubilatoria aumenta Las jubilaciones en un primer momento no serán privatizadas pero utilizarán un sistema similar: cajas de ahorros que se actualizarán por la suba inflación y salarios.  "Los beneficios serán concedidos a partir de los 65 años tanto para  hombres como para mujeres, pero los aportantes podrán optar por postergar la fecha de la jubilación  a  su  voluntad,  beneficiándose  con  una  mayor  jubilación  diferida, diferencia que reflejará íntegramente el impacto actuarial del mayor valor de los aportes  acumulables y  la  menor  expectativa  de  vida,  al  jubilarse  a  una  edad mayor", afirma.

AUH

"Se reducirá el apoyo para la niñez a través de la asignación universal por hijo (que  de  hecho  funciona  como  un  subsidio  al  desempleo  permanente  y  a  la maternidad  irresponsable-sic-),  otorgando  preeminencia  al  apoyo  a  través  de  la escolaridad  básica  gratuita  y  del  auxilio  alimentario  de  los  comedores escolares", ordena. Espert vuelve a un fake news que fue desmentida por la Anses hasta cuando era dirigida por el macrista Emilio Basavilvaso, que mostró que la mayoría de las personas que cobraban la AUH eran mujeres con un hijo o dos.