El presidente Alberto Fernández encabezó anoche el homenaje del Partido Justicialista (PJ) a los trabajadores sindicalizados, a 40 años de la movilización gremial por “Paz, pan y trabajo”. De la actividad en el Instituto Juan Domingo Perón de la ciudad de Buenos Aires participaron el cotitular de la CGT Carlos Acuña y el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, además del histórico dirigente Lorenzo Pepe, entre otros referentes.

A 40 años de la marcha del 30 de marzo de 1982 que protagonizó la CGT encabezada por Saúl Ubaldini y que fue brutalmente reprimida por la dictadura cívico-militar, el Presidente recibió del hijo de Ubaldini, también llamado Saúl, la mítica campera de cuero que se convirtió en marca registrada del emblemático sindicalista.

Además de Moyano, Acuña y Pepe, participaron en el acto los Antonio Caló -quien la semana pasada perdió el control de la UOM-, Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Víctor Santa María, entre otros. También el canciller Santiago Cafiero; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el diputado (y expresidente del PJ) José Luis Gioja y el secretario de Políticas Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro.

La CGT le regaló a Alberto Fernández la campera negra de Ubaldini, en el acto por 40 años de la marcha “Paz, pan y trabajo” contra la dictadura

La presencia del líder del clan Moyano en el acto con Fernández fue una de las notas más significativas del encuentro, en medio de la pulseada que dentro del sindicato de Camioneros mantiene con su hijo, Pablo. También, por la distancia que este tomó con respecto al Gobierno. Ayer mismo, de hecho, Pablo Moyano recibió en la sede gremial al diputado Máximo Kirchner, líder de La Cámpora.

Pablo Moyano también difundió este miércoles un comunicado junto a Hugo Yasky y Sergio Palazzo y otros sindicalistas identificados con el kirchnerismo. En el documento, titulado “Paz, pan y trabajo. Que la deuda no la paguen los de abajo”, reclamaron que se extienda el aporte extraordinario a las grandes fortunas hasta que dure el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, cuestionaron el pacto que selló la gestión de Fernández con el organismo de crédito porque, afirmaron, “conlleva en términos de pérdida de soberanía sobre nuestras políticas económicas, fiscales y cambiarias”.

La CGT le regaló a Alberto Fernández la campera negra de Ubaldini, en el acto por 40 años de la marcha “Paz, pan y trabajo” contra la dictadura

El recuerdo de Ubaldini

En su discurso durante el acto, Fernández rememoró la marcha motorizada en 1982 por Ubaldini y señaló que, gracias a esa protesta, “millones de argentinos salieron a la calle a pedir el fin de la dictadura”. El Presidente dijo que aquel día hubo “3.000 argentinos que terminaron presos” por manifestarse en contra del gobierno de facto, pero destacó que “ese 30 de marzo de 1982 la dictadura empezó a caerse”, según consignó la agencia Télam.

“Estamos conmemorando el coraje de un grupo de sindicalistas que se puso de pie frente al terrorismo de Estado cuando la Argentina estaba aterrada, viendo desparecer gente todos los días”, destacó el mandatario.

Por otro lado, Fernández llamó a “debatir qué país queremos” y afirmó que el peronismo “protege la industria” y “promueve la producción y el empleo”, además de “preservar la producción argentina”.

“No abrimos alocadamente las importaciones, cuidamos nuestra moneda y preservamos las reservas, eso hacemos cuando gobernamos en cualquier tiempo”, subrayó el mandatario.