La mesa chica de la CGT fue recibida por el Presidente de la Cámara Sergio Massa, y los diputados Carlos Heller, Vanesa Siley y Walter Correa, para plantear la necesidad de agregar beneficios extra al proyecto que subirá el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias,

Luego del encuentro, la central obrera publicó un comunicado mediante el cual se expresó a favor de la iniciativa pero, aun así, plantea eliminar por completo el tributo. “Para quienes representamos a las trabajadoras y trabajadores, este proyecto es un paso adelante hacia nuestro objetivo de máxima que es excluir este impuesto sobre los salarios, en el entendimiento que estos no son de ningún modo ‘ganancias’ como pretende la ley original”, afirmaron.

Cabe destacar que el proyecto presentado por Sergio Massa busca modificar el piso de quienes pagan el Impuesto a las Ganancias: de aprobarse esta iniciativa, solo pasarían a pagar el tributo aquellos que perciban salarios superiores a 150 mil pesos por mes y las jubilaciones superiores a ocho haberes mínimos, lo que equivale a 152.280 pesos. Con el nuevo piso, dejarían de pagar el impuesto 1.267.000 de trabajadores y jubilados.

“Aun así, elevar el piso mínimo imponible y establecer una actualización automática según el RIPTE, lo que dejará afuera de la imposición aproximadamente a 1.300.000 trabajadores entre activos y jubilados”, señalaron.

Si bien se valoró la iniciativa, la dirigencia de la CGT insistió en que el proyecto que sea votado excluya ítems salariales tales como las horas extras, viáticos, movilidad, almuerzo, gastos escolares, zona desfavorable y aguinaldo. Por su parte, Massa les comunicó a los sindicalistas su total disposición para discutir las reformas.

“Desde nuestra representatividad creemos necesario una reformulación del esquema tributario que afecta el poder adquisitivo de los trabajadores. Es este un paso en ese sentido e instamos a todos los legisladores a profundizar ese camino que redunda en mayor equidad para todos y todas”, concluyó el escrito de la CGT.