La emprea de delivery Glovo recibió un duro revés luego de que el Tribunal del Trabajo N°4 de La Plata rechazara un recurso interpuesto por la compañía y avalara las multas que le impuso la Provincia de Buenos Aires por $6.318.000 por infracciones cometidas en 2020.

Según detallan las actas del Ministerio de Trabajo bonaerense, Kadabra SAS, firma detrás de la marca Glovo, "resulta ser empleadora, en el marco de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), de trabajadores respecto de los cuales no cumple con la normativa específica".

Las sanciones contra la compañía Glovo habían sido labradas en numerosos procedimientos realizados en diferentes ciudades bonaerenses, como Ramos Mejía, La Plata, Quilmes, Martínez, Vicente López, San Isidro, Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora y Banfield.

¿Qué dice el fallo?

Los jueces consideraron que "las condiciones de la prestación de tareas de los repartidores, en particular la incorporación del trabajador a una estructura empresaria ajena, implica la relación de dependencia".

"Un algoritmo organiza y dirige la empresa desvaneciendo la figura del patrón y colectivizando la prestación de tareas en una multitud aparentemente impersonal, pero que está constituida por hombres y mujeres trabajando bajo las condiciones organizativas impuestas por la empresa de plataforma", agregaron los magistrados en su fallo.

Además manifestaron que la compañía "exprime el rendimiento de los más aptos en un ejército de retroalimentación permanente, resguardando su ecuación de ganancias, sin hacerse cargo de ningún costo que impone el Estado en torno al contrato de trabajo para mitigar la inseguridad social".

"La tenencia de una moto y la inscripción en monotributo no convierte al trabajador de plataforma en empresario (art.14 LCT) y tampoco es real que los trabajadores de la plataforma de Kadabra tengan libre albedrío para elegir dónde y cuándo trabajar", completaron.

La sanción

Mara Ruiz Malec, la ministra de Trabajo bonaerense,  explicó que "se descubrió que las personas no tienen libertad de hacer o no los pedidos, si no los hacen tienen consecuencias en la asignación de nuevos pedidos. Hay una relación de dependencia, entonces deben estar registrados".

La mandataria bonaerense manifestó que detectaron que "el 90% trabaja más de siete horas y la mitad, más de nueve horas y, además, la mayoría trabaja los siete días de la semana".

Pero Glovo no fue la única sancionada por la provincia de Buenos Aires: el Gobierno bonaerense también sancionó a Pedidos Ya con una multa de $17.690.400 y a Rappi por $16.426.800.

"La LCT presupone la relación de dependencia y, si se quiere desconocer, hay que demostrarlo. Las apps no pudieron porque detectamos dependencia económica, carga horaria concreta y no poder decidir ni el precio ni cuándo cobran sus servicios", destacó Mara Ruíz Malec.