La Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA) exigió al Gobierno provincial un bono extraordinario de fin de año para las y los trabajadores del sector debido a “la labor social que realizaron durante la pandemia de Coronavirus”, según indicaron en un comunicado.

Miguel Díaz, Secretario General de UDOCBA, sostuvo que “este año fue muy duro para los directivos y docentes”, y por ello “se impone realizar un reconocimiento simbólico y económico a la docencia de la provincia y destacar a los directores de escuela y trabajadores que garantizaron con su tarea solidaria la continuidad pedagógica y la distribución de alimentos desde marzo”.

Con respecto a este último punto, se subrayó que tanto directivos como docentes, además de cumplir sus tareas habituales, colaboraron y abrieron las puertas de los establecimientos a la comunidad. “Así, garantizaron la continuidad del Servicio Alimentario Escolar a través de la distribución de alimentos para mitigar la situación de emergencia”, afirman en el escrito. En esta línea, se resaltó “el riesgo que enfrentaron los docentes al estar en la línea de fuego de la pandemia, en el contexto de una labor solidaria esencial para la sociedad”.

“Los productos llegan sin siquiera sanitización. Debieron actuar rápido y recibirlos, embolsarlos y distribuirlos, lo que implica riesgo de contagio”, añadieron.

Asimismo, el titular del gremio agregó que el Gobierno bonaerense debería actual en consonancia con el Ejecutivo nacional, que otorgó un bono recientemente para recompensar “el trabajo de los movimientos sociales”.

Además, Díaz habló sobre el rápido accionar de los docentes ante la obligada enseñanza virtual, “lo que generó la transformación de sus hogares en aulas y el ofrecimiento de recursos propios, como computadoras, celulares y conectividad para estar con sus alumnos”.