Los cinco sindicatos docentes con representación nacional exigieron a Nicolás Trotta, titular de la cartera de Educación, una “sustancial mejora” del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) y un aumento salarial paritario superior al 30% para “ganarle al proceso inflacionario”.

Luego del primer encuentro paritario nacional de forma virtual, Trotta aseguró que la negociación paritaria continuará formalmente "la semana próxima, pero habrá diálogo mañana y el fin de semana", y detalló que además del aumento salarial se estudia la "mejora" del Fonid.

En coincidencia con las declaraciones del presidente Alberto Fernández, el Ministro sostuvo que "el objetivo es que los salarios le ganen este año a la inflación", y celebró la continuidad de las conversaciones para hallar "un necesario consenso". Además, el ministro sostuvo que es preciso "comprender ese ámbito de diálogo" y elogió "el enorme compromiso de los docentes durante la Covid-19".

Por su parte, Jorge Kalinger, titular de Sadop, aseguró que durante el encuentro el gremio planteó la necesidad de elevar el haber inicial de 27.500 pesos, en comparación con los 56 mil pesos de la actual canasta básica. Además, el dirigente pidió “determinar licencias especiales, cumplir las condiciones y medio ambiente de trabajo (Cymat), preservar la salud laboral y elevar el Fonid”.

En esa línea, Sergio Romero, titular nacional de la UDA y secretario de Políticas Educativas de la CGT, sostuvo que "la Argentina no puede tener docentes pobres", y adelantó que los gremios exigirán la semana próxima "la superación de las cuotas de 1.210 pesos actuales de Fonid, porque ese monto equivale a dos kilos de carne, y el cobro de una cuota más en ese concepto por haber cumplido tareas en la pandemia de coronavirus".

"Los docentes realizan desde marzo último una gran inversión tecnológica y de reacomodamiento de sus hogares para poder dictar clases virtuales, el Estado empleador debe retribuir esos grandes gastos a los trabajadores", afirmó en diálogo con Télam.