Por vías distintas, grandes empresarios y entidades pymes militan propuestas para cambiar la legislación laboral y modificar el régimen de las indemnizaciones. Las ideas ya llegaron al despacho del Ministerio de Trabajo.

Una de las propuestas que resuena más entre las cámaras empresarias es la de Teddy Karagozian, dueño de TN Platex, titulada “Mochila Argentina”, y difundida a políticos, sindicatos y empresarios. El nombre hace referencia a “mochila austríaca”, en base a la legislación de Austria. Consiste en un seguro de garantía de indemnización, es decir, un trabajador despedido de una empresa dejaría de cobrar la indemnización completa. Por el contrario, el Estado pagaría esa indemnización de manera mensual, mediante el pago del salario que tenía, hasta que consiga un nuevo empleo, durante la cantidad de meses que hubiera tenido antigüedad en la compañía.

En las últimas horas, quien salió a sentar su postura sobre el tema es Omar Maturano, líder del determinante gremio de los maquinistas ferroviarios La Fraternidad.

El también integrante de la poderosa Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) se mostró dispuesto a “discutir” una actualización en los convenios colectivos, pero desechó de lleno la propuesta de la “Mochila Argentina” de Karagozian y otros empresarios: "A los trabajadores no se les puede hacer ningún descuento para cubrir su indemnización. Para eso están el Estado Nacional y los patrones, empresarios, sus cámaras. ¡Que la junten ellos! Los trabajadores cumplen su labor y por eso cobran un salario y tienen sus derechos", cruzó en declaraciones a los medios.

En ese sentido, Maturano aseguró que entiende que “la globalización nos lleva a muchos cambios y cuando se plantea la reforma laboral nosotros decimos que no estamos en contra”. Pero aclara: “Queremos participar, llevar nuestras opiniones. Es simple: decir qué nos gusta, qué no, cuáles son las cosas que nos convienen y las que no”, describió. 

Y profundizó su postura: “Vamos al caso de un trabajador que cumplió y tiene una foja de servicios sin ningún problema y quieren hacer que resigne su antigüedad. ¿Por qué? Si eso es un ahorro genuino y de por vida. ¿Bajo qué argumentos plantearían esa injusticia?".

“¿Ahora pretenden sacarnos dinero para que después parte de esa plata sea la indemnización? De ninguna manera”, sentenció. 

En ese sentido, el dirigente sostuvo que el trabajador tiene que tener capacidad de ahorro, “como decía Perón y hoy no la tiene”. “¿Ahora tenemos que ahorrar para solventar nuestra salida de una empresa? ¡Pero por favor! Hablo de capacidad de ahorro, pero para ir de vacaciones con la familia, para arreglar la casa”, explicó.

En contrapartida, afirmó que, si por medio de una reforma tributaria, se determina que el empleador pagará menos cargas sociales, “bueno entonces se verá cómo se modifican las cosas, pero es otra situación”. 

“No tienen por qué perder siempre los trabajadores, no es, ni debió, ni debe ser así", subrayó. 

Maturano, a favor de discutir actualizaciones en convenios, pero avisa: “A los trabajadores no se les puede hacer ningún descuento para cubrir su indemnización”

Jornada laboral de 6 horas

Acerca de la posibilidad de reducir la jornada laboral de 8 a 6 horas, recordó que su gremio lo logró 2006, por cuestiones de salud entre ellas el estrés postraumático. “Hay un promedio de 3 accidentes por día en la tarea de los conductores, con el consabido impacto de los mismos en los trabajadores”. 

“No estamos en contra de pasar a un régimen de 6 horas en otros rubros, es una manera de generar mayor empleo, pero también hay otros caminos”, analizó. 

En La Fraternidad, -explicó- lograron la reducción de la jornada laboral sin bajar los salarios: “Tiene que ser igual en otros gremios, menos horas sin necesidad de bajar salarios", ponderó. 

Recuperación ferroviaria

Por otra parte, en relación al proyecto del Gobierno para “recuperar los ferrocarriles”, el dirigente aseguró que encarna, en parte, los reclamos que el gremio tiene desde hace tiempo, como la ley Federal de Transportes.  “Esa recuperación de los ramales de carga, lo que llaman sistema de transporte polimodal”. Sin embargo, advirtió que hay “muchos intereses en juego”, y ejemplificó con “la presión del sector de los neumáticos". 

Maturano, a favor de discutir actualizaciones en convenios, pero avisa: “A los trabajadores no se les puede hacer ningún descuento para cubrir su indemnización”

El futuro de la CATT y la CGT

Maturano afirmó que unirá fuerzas a Roberto Fernández para batallar por la continuidad de Juan Carlos Schmid como secretario general de la CATT.

"La Fraternidad, también puedo decir que la UTA, vamos a acompañar al compañero Juan Carlos Schmid para que continúe al frente de la CATT”. 

En relación a su persona, indicó: “En mi caso, ocuparemos la secretaría que nos corresponda, ya sea la adjunta o la gremial. De hecho, tendremos reuniones previas y también digo que la CATT va a resolver a qué compañero respaldará para la futura conducción de la CGT", describió. 

"Coincido con Juan Carlos en cuanto al cambio generacional, en este caso para ir preparando los cuadros que ya están capacitados, en los próximos cautro años. Ahora cuando se habla del ‘trasvasamiento generacional’, bueno que no nos pidan eso sólo a los dirigentes sindicales, tienen que pedirlo también a los políticos, a los empresarios, a los jueces y más. ¡Que no jodan sólo con nosotros!", disparó.

Por último, en relación al recambio de autoridades en la CGT, apoyó la moción de un triunvirato o de dos cotitulares, “y en ambos casos deberá haber una compañera me parece”, opinó. 

“Para la Fraternidad considero que deberá haber una secretaría”, porque “aún no siendo uno de los gremios más poderosos, sí somos uno de los más estratégicos", concluyó.