Ante el incremento de contagios de Coronavirus, la administración de Axel Kicillof dispuso el teletrabajo para todo el personal de la administración pública de la Provincia de Buenos Aires y suspendió la asistencia al lugar de trabajo.

La medida fue oficializada mediante la Resolución 894 publicada ayer en el Boletín Oficial y alcanzará a los trabajadores estatales “cualquiera sea su modalidad de contratación y/o régimen estatutario”.

En tanto, se detalló que quedarán exceptuadas “aquellas personas trabajadoras de la administración pública provincial que hayan sido convocadas para garantizar servicios y actividades esenciales y/o no interrumpibles, siempre que su prestación, por su naturaleza, no pueda ser brindada desde el lugar de residencia”.

“En virtud de la situación epidemiológica actual, que indica un incremento sostenido de casos, el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, dictó la Decisión Administrativa N° 280/21 con la finalidad de brindar en el ámbito laboral la mejor protección a las personas involucradas, evitando en todo lo posible que se vean afectadas las relaciones laborales y las prestaciones de servicios del Estado Nacional”, explica la resolución.