El sindicato dirigido por José Voytenco pidió el pago de un bono de $15.000 para todos los trabajadores rurales del país, con el objetivo de reconocer su condición de esenciales durante la pandemia, lo que implicó que nunca dejaran de trabajar. Sin embargo, las cámaras empresarias del sector rechazaron el pedido argumentando que las economías regionales están atravesando “dificultades económicas”.

Ante la negativa de las patronales, desde la UATRE argumentaron que dicha postura “no tiene ningún argumento ni sustento”. Y agregaron: “La situación del sector agropecuario no es mala. Fue uno de los pocos sectores que no pararon un solo día pese a la pandemia, ya que los trabajadores rurales fueron definidos como esenciales a fin de garantizar la alimentación de los argentinos”.

“Para un productor de cualquier actividad del campo $15.000 no lo afectan en nada; equivalen a lo que gana con 700 kilos de soja (una hectárea rinde en promedio 5 toneladas), o 100 kilos de novillo, o 6 cajones de pollo, o un tercio de lo que produce una planta de manzana”, apuntaron.

Esta situación se debatirá mañana en el ámbito de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario en el Ministerio de Trabajo. Asimismo, Voytenco hablará de este tema en una conferencia de prensa virtual que se realizará el lunes próximo por la mañana.