Paralelamente a la satisfacción por haber firmado un nuevo acuerdo salarial que se mantiene en línea con los índices de inflación y equipara al resto de los convenios de la actividad, el sindicato de empleados de Estaciones de Servicio de Santa Fe, se mostró inquieto por la falta de definiciones en materia de abastecimiento y precios del GNC.

Si bien durante una reunión entre el ENARGAS y los representantes de las Cámaras empresarias, los funcionarios que participaron del encuentro, dejaron abierta la posibilidad de que la Secretaría de Energía postergue la decisión por 30 a 60 días, de mantener a IEASA como abastecedora del fluido, el SOESGyPLA, dijo estar “muy angustiado por la falta de ofertas y el interrogante permanente sobre los futuros precios del GNC en el Litoral Argentino”.

Así lo expresó a surtidores.com.ar, el Secretario General del gremio Ismael Marcón, quien afirmó también no estar de acuerdo con la propuesta que se está analizando a nivel país, para que se equipare el precio del gas automotor a las variaciones de la nafta súper de YPF.

“En nuestra provincia la generalidad de los establecimientos es de carácter dual (nafta y GNC), lo que además pone a los empresarios en la necesidad de invertir en mayores costos de mantenimiento y tarifas que las expendedoras de líquidos”, señaló.

Agregó que “los gastos fijos de la nafta son muy diferentes a los del GNC, hay más costos de mantenimiento de equipamiento y tableros eléctricos y por supuesto, las tarifas de luz son mucho más elevadas que las otras”, comentó el sindicalista.

A este tema, se le agrega la coyuntura de las nuevas restricciones de movilidad que se impusieron en la región, que dejan al turno noche de las operadoras de combustibles, prácticamente inactivas, ya que se prohíbe la circulación de automóviles particulares desde las 21 hasta las 06 horas.