En el marco de la toma de juramento de los nuevos ministros que se integran al gabinete nacional en el Museo del Bicentenario, de Casa Rosada, el presidente Alberto Fernández dio un discurso donde puso un fuerte énfasis en descartar cualquier reforma laboral, tal como viene impulsando la oposición desde hace semanas: "No somos parte del país que quiere flexibilizar derechos de los que trabajan", afirmó el jefe de Estado.

En ese sentido, el Presidente destacó que existen dos modelos de país en pugna. La referencia hacía alusión a los dos recientes proyectos presentados por la oposición para quitar las indemnizaciones y reemplazarlas por un seguro, y a las declaraciones de referentes de Juntos por el Cambio exigiendo modificaciones en las leyes laborales.

En los primeros días del mes, desde el PRO presentaron un proyecto para eliminar la indemnización por despido para ir hacia un sistema de seguros, como utiliza el gremio de la construcción. Fue presentado por el diputado fueguino Héctor “Tito” Stefani, y contempla reemplazar la indemnización por un seguro de desempleo queda a cargo de un ente autárquico, como el Banco Central.

Posteriormente a las PASO, se presentó un segundo proyecto: fue el senador radical Martín Lousteau. Propone crear un fondo nacional de cese laboral mediante el cual el trabajador despedido cobraría un seguro equivalente a un sueldo por un año trabajado.

La diferencia con el anterior es que alcanza a la totalidad de los trabajadores en relación de dependencia, los nuevos contratos y los vigentes. Otra distinción tiene que ver con que la iniciativa del referente del espacio Evolución, el seguro de desempleo queda a cargo de la ANSES, por lo que seguiría dentro de la caja del Estado.

Una llamativa insistencia con el tema

En los días previos y posteriores a las elecciones primarias sorprendió ver cómo varios de los principales referentes de la oposición insistieron con el tema en entrevistas periodísticas. El argumento siempre es el mismo: aducen que generaría más empleo registrado, aunque las estadísticas argentinas demuestran que, en realidad, eso depende de otros factores.

En ese sentido, el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, que apoya la iniciativa de Stefani, señaló en una entrevista en América TV: "Hay que tener en cuenta los trabajadores actuales y los millones y millones que hoy no consiguen un trabajo, porque nadie toma un empleado en Argentina con un sistema como éste. No dijo que hay que sacarlo de un día para el otro".

Consultado sobre el mismo tema, el candidato a diputado radical en Juntos, Facundo Manes, también señaló que impulsaría modificaciones en las leyes del trabajo: “Creo que hay que hacer una nueva ley de emergencia laboral. Claramente, la Argentina pospandemia tiene que ir hacia una profunda reforma laboral porque el mundo cambió", señaló.

Datos del país que contradicen el discurso “flexibilizador”

En las últimas horas, el prestigioso abogado laboralista León Piasek aseguró que "es falso" el argumento de Juntos por el Cambio acerca de eliminar las indemnizaciones por despidos garantiza el aumento de puestos de empleo y argumentó que, por ejemplo, durante los Gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, "con las mismas leyes laborales" actuales "se lograron entre 5 y 6 millones de nuevos puestos de trabajo".

"Está comprobado en todas partes del mundo que contratar trabajadores depende de la política económica y de otros factores ajenos a la normativa laboral", aseguró Piasek y remarcó que la propuesta de JxC, anticipada por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta contrasta con "estudios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)", que aseguran que "no ocurre en ninguna parte del mundo" que aumente el trabajo si se elimina la indemnización.
También planteó que el empresario, cuando contrata, no está pensando en despedir, sino "en nuevas líneas de producción, el crecimiento del negocio y nuevas aperturas".

"El ejemplo más cercano son los gobiernos kirchneristas (2003-2015), que con las mismas leyes se lograron entre 5 y 6 millones de puestos de trabajo", planteó Piasek e insistió: "Es falso lo que dice Larreta que así se puede ayudar a contratar más trabajadores".

Según el letrado, la propuesta de JxC "no tiene lógica, no favorece ni siquiera a los empresarios y es generar un conflicto donde no lo hay".

"Cuando (Larreta) dice que hay muchos juicios laborales, eso no es así; no hay una industria de los juicios laborales, sino una industria de incumplimientos; hay juicios porque algunos empresarios no cumplen con los salarios o con las reparaciones producto de accidentes laborales; ningún trabajador quiere pasar por un juicio eterno", sostuvo en declaraciones a Radio 10.

El mensaje del Presidente y varias intenciones

Más allá de dirigirse al electorado para diferenciar “dos modelos de país”, el mensaje del Presidente también estaba dirigido a un núcleo importante de los asistentes al acto de ayer de la toma de juramento a los nuevos ministros: los principales dirigentes sindicales del país.

Es que ni bien Alberto Fernández hizo alusión al tema, las cámaras enfocaron de inmediato al cotitular de la CGT Héctor Daer, y al dirigente camionero Hugo Moyano. Ambos hicieron gestos de asentir lo que Presidente estaba diciendo.