El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, afirmó que "decir que es tarde no debería ser parte del pensamiento de una ministra de Educación", en referencia a los dichos de Soledad Acuña, quien sostuvo que los estudiantes que abandonaron la escuela durante la pandemia de coronavirus "seguramente ya están perdidos en un pasillo de una villa".

Baradel volvió a criticar las declaraciones realizadas por la titular de la cartera educativa porteña y aseguró que "los docentes" no creen que sea "tarde para poder dar posibilidades" a chicos, jóvenes y adultos para que estudien.

El martes último, la funcionaria expresó en diálogo con Radio Rivadavia que "después de dos años" de pandemia de coronavirus es "muy tarde para salir a buscar a los chicos" porque, dijo, "seguramente ya están perdidos en un pasillo de una villa, ya cayeron en actividades del narcotráfico, ya tuvieron que ponerse a trabajar o perdieron su propia fe respecto de las oportunidades de estudiar".

Los dichos de la ministra del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta generaron una ola de repudios por parte de funcionarios nacionales, dirigentes de gremios docentes, legisladores de distintas fuerzas y referentes de organismos de derechos humanos, que juzgaron "clasistas" y "cargadas de prejuicios hacia un sector de la población de la Ciudad de Buenos Aires", esas expresiones de Acuña.

"Decir que es tarde no debería ser parte del pensamiento de una ministra de Educación", enfatizó hoy Baradel en diálogo con radio Rivadavia, y consideró que "el Estado tiene que desplegar todas las herramientas necesarias para que eso sea posible", el regreso de cualquier estudiante a las aulas.

Baradel evaluó que lo expresado por Acuña "son dichos que connotan un prejuicio importante, que discriminan" y aseveró que "además lo más importante es decir que nunca es tarde".

También dijo que la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires "debería tener la convicción" de que a partir del "Estado" es posible dar "las herramientas para que esos chicos puedan seguir estudiando".

Por otro lado, el dirigente gremial aseguró que en la Ciudad "se deberían haber implementado programas específicos para revincular a los chicos" y detalló que en la provincia de Buenos Aires esa fue una "preocupación" que hubo, y de esa manera, "se implementaron distintos programas de revinculación".

En esa línea, el sindicalista detalló que desde la provincia se "nombraron a cinco mil docentes que integran equipos de orientación" y también a "30 mil docentes" más para poder revincular chicos que "habían perdido contacto con la escuela", como así también, a quienes "no tuvieron conectividad o dificultades durante la pandemia".

"Entre todos deberíamos ser capaces de entablar diálogos para fortalecer el sistema educativo", finalizó Baradel.