El sindicato de Dragado y Balizamiento, que conduce Juan Carlos Schmid, apoyó hoy la puesta en función del Balizador 562B, tras ser devuelto al Estado Nacional luego de 25 años de licitación.

Sobre esta acción desde el sindicato señalaron que desde el Ministerio de Transporte, a cargo de Alexis Guerrera, no sólo se debe trabajar en la puesta en funcionamiento de manera adecuada de Balizador 562B, sino que también “se deberá dotar a la flota de dragado del presupuesto adecuado que le dará continuidad al trabajo que la embarcación debe realizar de ahora en más en nombre del Estado argentino”, sostuvo Schmid.

“Se trata de una embarcación antigua, de 41 metros de eslora, 8,80 metros de manga y 3,10 metros de puntal, construida a finales de la segunda guerra mundial, entregada en óptimo estado y que todavía puede rendir si la armadora estatal dispone de un plan de recuperación del balizamiento en el Río Uruguay”, explicaron desde el sindicato y agregaron que el gremio “ha gestionado poner a resguardo esté bien del Estado y ha propuesto al ministro de Transporte que elabore un presupuesto al efecto de encarar el operativo de señalamiento del río Uruguay”.

Guerrera y Schmid, reunidos
Guerrera y Schmid, reunidos

Vale recordar que recientemente esta vía fluvial que opera bajo responsabilidad de la CARU – Comisión Administradora del Río Uruguay – al no tener ofertas del Estado Nacional, contrató al servicio de hidrografía naval que está diseñado para el litoral marítimo y no para aguas interiores.

“Es indudable que el burocrático manejo de la repartición obedece a un conjunto de males de vieja data debido a su permanente dependencia administrativa y contable, verdadero nudo que inmoviliza toda iniciativa. No queremos que las entrevistas que hemos sostenido con los responsables del área se limiten tan sólo a tomar nota y no se ejecute nada. Esta es una oportunidad inmejorable para ocupar esa ruta de navegación con bandera argentina”, expresó.

Por último remarcaron que conscientes que la crisis económica gravita directamente sobre la toma de decisiones del gobierno “el personal embarcado comprometió todo su esfuerzo en aras del patrimonio nacional, exigiendo idéntico criterio a los funcionarios responsables”, concluyó el referente sindical.