Eduardo López, secretario gremial de CTERA y secretario general Adjunto de UTE, expresó su preocupación ante el aumento de casos de Coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires y, de cara a febrero, aseguró: “No se sabe si van a empezar las clases, todo indica que no. Si nos guiamos por los indicadores de los semáforos del ministerio de Educación de la Nación aprobados el año pasado ni se tendría que estar discutiendo”.

“¿Qué dicen los indicadores? Que si la curva crece no tiene que haber clases; que si hay más de 150 cada 100 mil no tiene que haber clases y tenemos 500 contagiados cada 100 mil. ¿Qué dice la positividad de Nueva York, no de Ctera? Que si hay más de un 4% de positividad de los test no tiene que haber clases y en Capital es del 40%. En todos los términos el semáforo da rojo”, explicó el líder sindical.

En el marco de una entrevista televisiva, López apuntó duramente hacia el Jefe de gobierno porteño: “A mí me causa gracia, tristeza y dolor que Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri me apuren diciéndome que quieren abrir la escuela. Los mismos que niegan la vacuna y que maltratan a los médicos son los mismos que quieren abrir las escuelas. Es de locos”.

“Claramente el 17 de febrero no va a estar todo tranquilo. Es una postura negacionista, así como niegan a los científicos. Niegan el peligro de los contagios en la escuela. Los maestros no lo negamos. Fracasaron las burbujas porque abrieron las escuelas y las familias no enviaron a los chicos. Casi que el paro lo hicieron las familias. Ahora lo que están haciendo es demagogia y oportunismo”, subrayó.

Además, recordó que el Gobierno porteño no envió notebooks a aquellos niños que carecían de herramientas tecnológicas para poder tomar clases virtuales y agregó: “Me gustaría que todos tengan computadoras para el 17 de febrero, día previsto para el arranque de clases”. Así, comentó que de sus 30 alumnos, 20 no tiene computadora para continuar con el proceso educativo.

“Trump decía 'no usen barbijo, no se vacunen', lo mismo que dice Bolsonaro, el macrismo y Larreta. La postura de Larreta es 'salgan a correr'. Después, cuando se enferma, él tiene una casa con aire acondicionado y una habitación para él, pero mis alumnos quizás viven diez en una casa”, concluyó el líder de UTE.