El jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, confirmó que el Gobierno prepara un bono que será otorgado a jubilados y pensionados para compensar la diferencia entre los haberes previsionales y el aumento de la inflación que se registró en los primeros seis meses de este año. El monto y los detalles de cuándo será otorgado se conocerán en dos semanas cuando se publiquen los datos del IPC de junio.

En una entrevista con El Cronista, el funcionario confirmó la noticia y aseguró que es una decisión que va en línea con "el compromiso oficial para que este año los salarios le ganen a la inflación". También en el caso de los haberes del sector pasivo "la voluntad del presidente (Alberto Fernández) es la de corregir si hace falta" para que no queden retrasadas frente a la suba de precios registrada en el primer semestre del año.

En el segundo trimestre del año, la inflación fue del 4,1% en abril, 3,3% en mayo y aun resta conocer la cifra de junio. El acumulado parcial es de 7,53%.

Los tiempos para aplicar la corrección

Al ser consultado si el Gobierno evalúa pagar un bono adicional al aumento de jubilaciones para junio, Cafiero explicó: "Vamos a ver ahora cómo cierra la inflación de junio y sobre eso vamos a tomar la decisión. Si vemos que hay un retraso en los haberes jubilatorios lo vamos a hacer".

En tanto, el funcionario indicó que todavía no están definidos los detalles que podría tener el pago del bono, pero aclaró que se definirá en 15 días. "Necesitamos tener los números. En las primeras dos semanas (de julio) se va a conocer la inflación de junio y cuando la conozcamos ahí vamos a poder corregir lo que haya que corregir en los haberes jubilatorios", afirmó el jefe de ministro.

Objetivo firme

En ese sentido, el jefe de Gabinete ratificó la posición del Ejecutivo es que este año los ingresos de trabajadores y de jubilados se ubiquen por encima del incremento que acumulen los precios: "La prioridad es que el Presidente si tiene que involucrarse para corregir los salarios o los haberes jubilatorios, lo va a hacer", señaló.

Según voceros gubernamentales, hasta ahora la Casa Rosada tiene definido que el bono se pagará durante los meses de julio y agosto, en un esquema similar al suplemento especial de $ 1.500 que los jubilados recibieron durante abril y mayo para compensar la suba de precios del primer trimestre del año. 

En relación al alcance del beneficio, las fuentes gubernamentales consultadas anticiparon que la intención es que sea percibido de mínima por todos aquellos jubilados con haberes de hasta $ 31.000, aunque esa definición aún está en análisis y también se resolverá en los próximos días.