Dirigentes de gremios de docentes de CABA advirtieron sobre los inconvenientes generados por la ola de frío en escuelas de la Ciudad, en el regreso a clases presenciales de alumnos de nivel secundario esta semana.

Recordaron, asimismo, que con motivo de los protocolos sanitarios establecidos debido a la pandemia de coronavirus en el país, las aulas en los colegios deben permanecer ventiladas, incluso a pesar de las bajas temperaturas registradas en los últimos días, con sus ventanas y puertas abiertas.

Al respecto, Angélica Graciano, secretaria general de los docentes porteños de UTE aseguró que "la situación de los trabajadores de la educación en la Ciudad es muy compleja, la están pasando muy mal en las escuelas con estos fríos críticos y aunque el 70 por ciento está vacunado, muchos no están inmunizados".

Graciano destacó que actualmente en las escuelas porteñas existe solo "entre un 18 y un 20 por ciento de presencialidad" por las bajas temperaturas y los protocolos de abrir ventanas y puertas, en tanto acotó que por ello "se están cerrando muchos establecimientos educativos de la Ciudad; no se puede estar con tanto frío".

"Creo que todo el montaje de marketing tiene una triste y oculta realidad que es que la presencialidad en estas condiciones es un fracaso", aseveró la dirigente ceterista porteña.

Por su parte, la dirigente de ADEMYS Vanesa Gagliardi subrayó la "imposibilidad de estar en las aulas con estas temperaturas" y añadió que le "gustaría ver a esos ministros que piden la presencialidad" sentados "cuatro horas en lugares con frío y sin estufas y hasta sin agua para lavarse las manos".

Gagliardi, además, reclamó al Gobierno porteño la convocatoria a paritarias, al señalar que los docentes son "mayormente mujeres y jefes de hogar tienen que trabajar en hasta tres escuelas o tres turnos para llegar a fin de mes por la creciente inflación".

Asimismo, reiteró el reclamo de ADEMYS a la gestión que encabeza Horacio Rodríguez Larreta, con Soledad Acuña como ministra de Educación porteña, de "suspender las clases presenciales" en la Capital Federal.

"Desde el inicio dijimos que no había condiciones de protocolo seguro y a ello se sumaba que la infraestructura de las escuelas no estaba en condiciones", sostuvo, al tiempo que recordó la circulación de más de un millón de personas en el transporte público en medio de la pandemia.

De acuerdo con los sindicatos, hasta el momento fallecieron por la epidemia de coronavirus 33 trabajadores de la educación, entre docentes y auxiliares. Por este motivo, dirigentes de UTE organizaron varias jornadas "de duelo" frente a establecimientos escolares para acompañar a las familias y colegas de los educadores: en las fachadas de los colegios pegaron carteles con nombres de docentes y demás personal del sector que murieron por el brote de Covid-19.