Continúan las irregularidades en el Hospital Italiano y esta vez el centro de salud llevó adelante una maniobra ilegítima y despidió a tres trabajadores que representan a la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP), violando la ley establecida en la actividad gremial que prohíbe que despidan dirigentes sindicales.

Se trata de la Dra. Alejandra Peña, la Dra. Ana Videla y el Dr. Pablo Ratto que fueron despedidos el viernes sin causa. Los tres profesionales ejercen en el Hospital Italiano e integran la Comisión Directiva de la filial que la AMAP tiene en dicho nosocomio.

En este marco desde la AMAP apuntaron contra las autoridades del Italiano que "con estas desvinculaciones son conscientes que cometen un ilícito. Desde la Agrupación sostuvieron que el establecimiento tiene dos objetivos: "Pretender desconocer a la AMAP como sindicato -a pesar de ser el único con Personería Gremial en la Capital-".

Como también, "amedrentar a los más de 2000 médicos monotributistas que se han organizado en torno al Sindicato para denunciar su estado de precarizacion laboral".

"El Italiano viene ejecutando un plan sistemático de violencia institucional. Además de negarles la relación de dependencia a miles de médicos, el año pasado aplicó una reducción de hasta el 50% en los ingresos del plantel aduciendo baja en las ganancias anuales de la empresa y el mes pasado cometió un nuevo atropello, cuando impidieron que ingrese la urna durante una jornada electoral", denunciaron.

Estado de alerta

En este marco, desde la conducción del Sindicato declararon el estado de Alerta y se encuentra analizando las medidas a tomar tanto por la vía judicial como sindical. "¡El Hospital Italiano debe cesar de inmediato en el maltrato y la persecución a trabajadores!", completaron.

Más denuncias 

Fue a mediados de marzo que las autoridades del Hospital Italiano, una de las filiales porteñas, impidieron la realización del acto eleccionario, otra vez violando expresamente la ley de Asociaciones Sindicales. La Dirección Médica del Hospital bloqueó el ingreso a la conducción del sindicato, impidiendo que se desarrollen las elecciones en la propia filial que la AMAP tiene en el nosocomio.

Este accionar del hospital volvió a evidenciar "su desapego a la ley, su desprecio por el cuerpo médico, el desinterés mayúsculo por sus derechos laborales y gremiales y su elevada soberbia y arrogancia incluso frente a las autoridades nacionales del Ministerio de Trabajo, veedor del acto electoral", denunciaron desde el gremio.