En tono insólito, el intendente de La Plata Julio Garro dijo sentirse “un poco víctima” por la reunión en la que participó para “armar causas judiciales” contra sindicalistas, conocida como la “Gestapo antisindical”

Entrevistado por el diario La Nación, el jefe comunal platense nada dijo sobre la gravedad institucional que representa que un grupo de funcionarios se haya juntado con empresarios para armar causas contra dirigentes sindicales. Parece que, para Garro, lo único lamentable es que hayan sido grabados por su propio espacio político.

Visto de tal modo, no es la primera vez que alguien del espacio opositor, o propiamente de la coalición Juntos en la Provincia de Buenos Aires (Juntos por el Cambio a nivel nacional), es "víctima" del espionaje ilegal producto de la mesa judicial investigada, en parte, por el juez federal de Dolores, Martín Bava, que vincula al expresidente Mauricio Macri y exfuncionarios de la AFI.

Si bien este examina los vínculos entre las escuchas a familiares de las y los tripulantes del Submarino ARA San Juan, en la alianza que ganó las últimas Elecciones Legislativas Generales hay dirigentes como la misma exgobernadora, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el ahora diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, entre otros/as, que fueron espiados y son querellantes en las causas contra funcionarios del gobierno anterior y contra el propio exmandatario nacional.

En recapitulación con el momento del video surgido que retrata una reunión dada el 15 de junio de 2017, el intendente de La Plata, Julio Garro, sumó -en contacto con el columnista- que a aquel encuentro “llegué demorado como treinta minutos por el tráfico y ya había comenzado la reunión. Pero jamás imaginé que iban a participar agentes de la AFI. Pensé que eran colaboradores del ministro o empresarios”.