El Sindicato de Trabajadores Municipales de Lanús (STML) anunció que el próximo martes llevará adelante un paro total de actividades con ausencia en los lugares de trabajo, una medida que fue aprobada por unanimidad por la asamblea convocada en los jardines del Palacio comunal y que marca el inicio de un plan de lucha por mejoras salariales.

La medida de fuerza fue decidida la semana pasada en una multitudinaria asamblea en el acceso al Palacio Municipal, tras el rechazo por parte de los distintos estamentos del gremio del incremento salarial del 11 por ciento ofrecido por el Ejecutivo local que, según el sindicato dirigido por el referente justicialista Miguel Pedelhez, era en varias cuotas, la más importante en de noviembre.

Crece la tensión

“Este Sindicato de Trabajadores Municipales de Lanús repudia absolutamente esta decisión del Departamento Ejecutivo, por estar muy por debajo de la petición de los trabajadores, y no equipararía los salarios a la inflación proyectada en un 65 por ciento anual”, señalaron desde el gremio.

Según indicaron en sus redes, el Ejecutivo, encabezado por el macrista Néstor Grindetti, se había comprometido en los encuentros paritarios a realizar la recomposición salarial de común acuerdo, aunque, acusan, viene administrando las actualizaciones por decretos a través de “bonos, aumentos y bonificaciones muy por debajo de las pretensiones mínimas planteadas por los trabajadores organizados”.

Intendente macrista de Lanús ofreció un aumento de tan solo 11% y los municipales anunciaron un paro total de actividades

Plata para cargos, sí; plata para trabajadores, no

Desde el STML indican que en la rendición de cuentas ejercicio 2021, se informó un superávit de mil millones de pesos y que la planta de personal permanente y transitoria bajó de 6747 a 5866 empleados, mientras que se crearon “más de cien nuevos cargos jerárquicos” y se abonaron compensaciones por “movilidad, por prolongación de jornada, por función y bonificación por disponibilidad permanente”, estas dos últimas que implican pagos de hasta el 100 y 50 por ciento extra de los salarios, destinados a “funcionarios, concejales y cargos políticos”.

La lista de reclamos del STML enfatiza en la creación de una “una bonificación especial para la categoría 13” destinado, alegan, a incrementar las bases de cálculo para los sueldos del intendente y los concejales.

En ese sentido, denunciaron que el “verdadero trabajo” de la comuna es sostenido por los monotributistas que, explican, “no registran como empleados, porque son considerados locaciones de servicios”, y “cooperativistas financiados por los gobiernos nacional y provincial que en muchos casos reciben la vergonzosa suma de $20.000 mensuales”.

Finalmente, indicaron que denunciaron ante la delegación local del Ministerio de Trabajo bonaerense el incumplimiento de acuerdos firmados entre el sindicato y la comuna como el “estatuto docente, la carrera profesional sanitaria y la nueva carrera municipal que debía implementarse en octubre de 2021”.