Ante una posible reforma en el sistema de salud y un eventual acercamiento de Liliana Korenfeld (ex diputada nacional por el Frente para la Victoria) a la Superintendencia de Salud, la CGT encendió sus alarmas y convocó a una cumbre de urgencia en la sede de UPCN.

Luego del encuentro, la central obrera publicó un comunicado al respecto, en donde detalló la necesidad de “consolidar y fortalecer” el sistema de obras sociales sindicales, y de dotarlo de suficientes fondos para poder hacer frente a los nuevos y futuros desafíos. “Los derechos inalienables como la salud deben ser defendidos sin banderías políticas para que todos los ciudadanos puedan continuar accediendo a un sistema modelo en el mundo”, señalaron.

En la misiva, la CGT apuesta por “un permanente diálogo con el Gobierno” para avanzar hacia la mejora del sistema sanitario y destaca “la solidez y el nivel de cobertura de uno de los sistemas de salud más solidarios del mundo”.

“Los trabajadores recibieron en tiempo y forma adecuada la atención que requirieron, sin límites, cualquiera haya sido la complejidad de su afección, lo que evidenció los cimientos solidarios del sistema de obras sociales, que están más sólidos que nunca. Hay que continuar consolidándolo y fortaleciéndolo”, declararon.

Durante la reunión se contó con la presencia de Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio), Omar Maturano (La Fraternidad), Antonio Caló (UOM), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Gastón Frutos (Panaderos) y Rubén Pronotti, (en representación de Gerardo Martínez, UOCRA).