El polémico exministro macrista Hernán Lombardi y su hermana Gabriela, directora de Torres de Manantiales de Mar del Plata, decidieron cerrar el complejo hotelero y así dejar en la calle a 230 familias, en plena pandemia, para encarar otro tipo de negocio.

Para poder concretar el nuevo negocio, Hernán y Gabriela Lombardi impusieron "retiros voluntarios y acuerdos mutuos", que según pudo averiguar este portal de "voluntarios y de acuerdos mutuos" no tienen nada.

Maximiliano Delfino, empleado de Torres de Manantiales, le contó a Telediario de Mar del Plata, las sensaciones que vivieron los trabajadores al recibir la noticia. "Había compañeros temblando. Son muchos años, muchos compañeros que nos vemos cada temporada, son más de 200 personas. Es una tristeza muy grande".

Lombardi cierra su hotel, echa a 230 trabajadores y se niega a pagar indemnización

Ubicado en la calle Alberti 445, Torres de Manantiales hace tiempo que se viene abajo, con accidentes dentro del complejo, algunos graves.

La familia Lombardi, según cuentan, habría llegado a un acuerdo con un sector sindical para de eso modo poder despedir o llegar a supuestos acuerdos sin pagar lo que corresponde, porque por ley debería abonar indemnización doble.

Lombardi cierra su hotel, echa a 230 trabajadores y se niega a pagar indemnización

El delegado sindical del establecimiento Pablo Santín manifestó, haciendo de vocero de Lombardi, que se abrió "una reestructuración en la empresa que derivará en pasar solo a funcionar con el alquiler mensual de departamentos, lo cual da cuenta de la situación crítica".