Los médicos porteños realizaron un cese de actividades por 36 horas con el objetivo de exigir una recomposición salarial y mejoras laborales para el sector.

Los profesionales de la salud nucleados en la Asociación de Médicos Municipales (AMM) llevan adelante hoy el último día de la protesta que comenzó el pasado martes, con el objetivo de reclamarle al Gobierno de la Ciudad una recomposición salarial digna y acorde al trabajo que los médicos vienen desarrollando ante el avance de la pandemia.

Según informó el gremio, quedará afectada la atención en los hospitales, Centros de Salud y Atención Comunitaria (Cesac) y Unidades Febriles de Urgencia (UFUS), pero se mantendrá la atención por urgencias en las guardias.

Dentro de sus reclamos, los trabajadores de la salud exigieron –entre otros puntos- un sueldo de $100.000 para ingresantes y residentes de primer año, $25.000 para las suplencias de guardia de 24 horas, jubilación con el 82% móvil, y que el personal de enfermería sea considerado profesional.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad ofreció un aumento del 23% a abonarse en tres tramos: un 13% en noviembre, 5% este mes y el 5% restante en enero, además de un bono de $12.000 para enero y febrero.

Esta no es la primera medida de protesta que los médicos llevan adelante. La última medida de fuerza sucedió el tres de diciembre frente a la sede de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad. En ese momento falleció el doctor Alejandro Hakim, jefe de Obstetricia del Hospital Ramos Mejía, quien se descompensó mientras reclamaba por un sueldo digno. “Él fue parte de la defensa de la salud pública hasta el final y es a quien le debemos continuar con nuestro reclamo”, apuntaron desde la AMM mediante un escrito.