Moreno, sobre la Ley de Bases: “Quitaron la pesca, pero sigue la preocupación por la delegación de facultades”

El titular del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales alertó sobre las intenciones del Gobierno de Javier Milei. “La Argentina aún está en riesgo”, manifestó.

Por Redacción

05 de febrero de 2024

En plena discusión en la Cámara de Diputados de la Nación de la denominada “Ley Ómnibus”, el secretario General del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, Mariano Moreno reconoció que es un alivio que retiren el capítulo de la pesca, aunque remarcó que “las intenciones del gobierno quedaron expuestas”.

Este martes los diputados continúan con el debate en el Congreso con los articulados particulares, luego de que el viernes pasado se aprobara en general con 144 votos afirmativos. Hasta último momento hubo negociaciones para lograr el apoyo que necesitaba el gobierno de Javier Milei, y entre ellos se suprimió el capítulo dedicado a la desregulación de la actividad de la pesca.

En ese sentido, hubo una resonancia muy importante entre los principales actores involucrados en la actividad, quienes durante las últimas semanas se reunieron con legisladores de diferentes espacios para visibilizar el impacto negativo sobre el trabajo argentino, el recurso y la competencia desleal con empresas locales.

El dirigente Mariano Moreno fue uno de los que encabezó el rechazo a la modificación de la Ley de Pesca. Ahora, se mostró preocupado sobre la posibilidad de que en un futuro refloten el tema.

Modificación de la Ley

Ante la posibilidad de tratar una nueva Ley de Pesca durante el periodo ordinario del Congreso Nacional, Moreno expresó que “ahora tenemos la obligación de sentarnos, y todos los actores que tenemos interés en que la pesca sea una actividad productiva y sustentable como lo ha sido hasta ahora, aportar ideas y proponer consensos para un propio proyecto de pesca a futuro”.

Cabe destacar que, el sector encuentra un impasse después de muchas acciones en contra de la modificación propuesta en la sección III denominado “Régimen Federal de Pesca”.

“No se trata de un posicionamiento opositor por oposición nomás, se trata de que la propuesta del gobierno no iba a funcionar y el camino nos dejaba en la destrucción de la actividad. Los gremios del sector tenemos propuestas para mejorar las actividades productivas y para quien quiera escucharlas”, esgrimió el dirigente.

Asimismo, Mariano Moreno, expresó que “a partir de mañana martes veremos cómo termina el cuento, porque si le entregan el poder de carácter legislativo al presidente, es posible que se refloten temas que se sacaron para poder aprobar esta Ley y muchos otros que no estuvieron dentro de la Ley Ómnibus”. Al tiempo que advirtió: “quitaron la pesca, pero sigue la preocupación por la delegación de facultades”.

Repudio a la represión

En otro capítulo, Moreno repudió los incidentes ocurridos frente al Congreso mientras se daba tratamiento a la Ley. “Repudiamos la represión ocurrida frente al Congreso, la puesta en escena de un aparato represivo sobre trabajadores y ciudadanos comunes que tenemos todo el derecho a protestar”, dijo.

En ese sentido, remarcó que “el ordenamiento del tránsito no puede avasallar los derechos humanos ni las diferencias con el gobierno porque es una etapa que pensamos superada. Vuelve el fantasma de la represión institucional para aquellos que no comparten los ideales del poder”.

El país en incertidumbre

El secretario del Centro de Patrones sostuvo que “la Argentina aún está en riesgo y genera una gran incertidumbre lo que pueda hacer Milei con esos superpoderes”.

En ese sentido, Moreno destacó que “no se vislumbra proyecto o intención de poner en marcha la producción del país o el trabajo. Fueron por la desregulación de las actividades, la entrega de recursos naturales, derechos laborales, sociales, pero nada que tenga que ver con el desarrollo productivo y la lucha contra la pobreza”.

Por último, el dirigente sindical resaltó que la política tiene que dejar de discutir qué hacer con los jubilados. “Es una discusión usada como moneda de canje en cada gobierno; se les promete una solución y después se hacen los distraídos”, aseguró.

“Argentina le debe todos a los jubilados, tiene que darle previsibilidad, tranquilidad y recuperar los haberes a quienes aportaron y trabajaron toda su vida por este país”, concluyó Moreno.