El gremio liderado por Julio Piumato continúa su plan de lucha que ya lleva varias semanas. El paro, que durará 36 horas, comenzó hoy a las diez de la mañana con concentración frente al Palacio de Justicia de la Nación. Esta medida de protesta impactará a nivel nacional y se realizará fuera de cada dependencia en el Interior. También se sucederán distintos tipos de reclamos, como caravanas, concentraciones y movilizaciones.

Desde la UEJN reclaman por una urgente recomposición salarial, el segundo tramo de aumento de haberes, tras haber obtenido el primer segmento del 10% en noviembre pasado. “Ese tramos llegó tarde y mal: solo el 10% en octubre”, habían dicho desde el gremio. Además, los trabajadores reclaman por una compensación tanto por aporte como por feria judicial.

“Quiero felicitar a todos los compañeros que la semana pasada llevaron a cabo movilizaciones en Capital y en 26 ciudades del país. Estas 27 caravanas hicieron desfilar la dignidad y los reclamos de los judiciales por todo el país y todo eso demostró cómo el paso del tiempo lejos de doblegarnos nos fortaleció en nuestros reclamos”, declaró Piumato.

Y continuó: “Cuando la inflación supera al salario es un ajuste, es una baja salarial, por eso estamos luchando con firmeza, defendiendo el salario y la dignidad con la que llevamos adelante la tarea de los judiciales”.

En esta línea, Piumato sostuvo: “Si nos bajan los salarios nos están quitando derechos”.

“No pedimos nada que no merezcamos sino mantener el nivel de nuestros salarios. Y la única lucha que se pierde es la que se abandona, por eso pedimos que se redoblen los esfuerzos y estamos dispuestos a seguir la lucha hasta fin de año si no hay respuesta y seguiremos el año próximo”, concluyó el referente judicial.