Tras el acuerdo que establece el nuevo salario mínimo, vital y móvil (SMVyM), el cosecretario general de la CGT y secretario adjunto de Camioneros , Pablo Moyano, calificó como un "avance importante" la firma del acuerdo . "Lo importante (del acuerdo) es que no es anual y se logró incorporar una cláusula de revisión. Es un avance importante", destacó el dirigente camionero, quien habló de un "debate tenso" para llegar a un entendimiento.

Moyano fue uno de los representantes de la central obrera en la reunión del Consejo del Salario desarrollada ayer con participación sindicatos, empresarios y el gobierno nacional.

"Sabemos que la inflación es muy alta pero en estos meses se irá recuperando el salario mínimo, eso es importante y espero que con los anuncios para controlar la inflación a partir del mes que viene empiece a bajar la inflación y se empiece a recuperar le salario de los trabajadores", concluyó el dirigente, que tuvo su debut en el Consejo del Salario como cotitular de la CGT.

Nuevo salario mínimo vital y móvil

El Gobierno nacional anunció este miércoles un aumento del 45% del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que se instrumentará en cuatro tramos y llegará a fin de año a los $47.850, con la posibilidad de solicitar una revisión total a partir de agosto, después del acuerdo entre sindicalistas y empresarios bajo la supervisión del Ministerio de Trabajo.

El presidente Alberto Fernández encabezó por la tarde en la Casa Rosada la firma del acta acuerdo en el Salón Eva Perón, junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni y los representantes de sindicatos, el sector empresario y el Consejo Federal del Trabajo, al término del encuentro del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario.

"Esto que estamos logrando es un gran paso, en el sentido que queríamos dar, ya que la recuperación de los ingresos es un tema central para nuestro Gobierno", sostuvo el mandatario, y agregó: "La distribución del ingreso está en crisis en el mundo y nosotros queremos una mejor distribución, que se logra mejorando el salario real de la gente". "Ratificamos una vez más que no queremos que los ingresos caigan", añadió el Presidente.