En medio de las medidas del gobierno nacional para controlar la inflación y amortiguar su impacto en los salarios, Pablo Moyano anunció que presentará un pedido formal al Ejecutivo nacional para reforzar los salarios por medio de la extensión del alcance de las asignaciones familiares a los trabajadores registrados. Hay alrededor de 6 millones de trabajadores registrados, pero solamente 2 millones cobran asignaciones familiares. Por eso, vamos a pedir que ese pago se universalice, detalló el referente de Camioneros en declaraciones a radio FutuRöck.

Ayudaría a aumentar parte del salario del empleado y ese dinero va a ser volcado al mercado interno. Sería importante que, a través de un decreto o una ley en el congreso, se termine con esta discriminación y todos los trabajadores registrados cobren la asignación familiar por hijo”, enfatizó Moyano.

El cotitular de la CGT explicó que la solicitud será dirigida “al presidente Alberto Fernández, al compañero Sergio Massa (por su condición de titular de la Cámara de Diputados) y la ANSES”. Este consiste en buscar alternativas que compensen el aumento de precios, principalmente de los alimentos.

Hay un crecimiento de la actividad económica, las paritarias son libres y se han dado bonos a jubilados y trabajadores informales, pero lamentablemente no alcanza”, advirtió el cotituar de la CGT. “La inflación está comiéndole el salario a los trabajadores y si eso no se controla, en tres o cuatro meses se diluyen los aumentos”, agregó.

 “Falta más fuerza para exigirles a estos tipos que remarcan todo el tiempo. No puede ser que Paolo Rocca siga manejando el mercado, el campo maneje el precio de los alimentos… El Gobierno debería sentarlos a una mesa y decir ‘hasta acá llegamos, no se puede’”, insistió.

En el mismo sentido, el gremialista agregó que “se viven momentos difíciles, cruciales para el año que viene”, por lo que es imprescindible que la alianza de gobierno logre normalizar la economía antes de las elecciones presidenciales: “Es la única herramienta de la que se agarra la oposición y no queremos volver a la derecha. Hay crecimiento, pero si no se controla la inflación, va a ser difícil el tema paritario”, insistió.

Por último, hizo referencia al ministro de Economía Martín Guzmán y expresó: “Estuve dos o tres veces con él, me ha explicado el acuerdo con el FMI, está muy preparado y cumple una función importante. El tiempo lo juzgará... A nosotros nos prometió que no va a haber ajuste y yo no veo que lo haya, porque hay bonos para jubilados, las paritarias son libres, hay aumentos para compañeros de movimientos sociales…”.

Si observamos que hay un plan de ajuste saldremos a la calle, pero hoy yo no lo veo. Lo preocupante es el tema de la inflación, ahí sí puede haber una crítica a Guzmán”, completó.