La flamante conducción del Frente de Trabajadores y Trabajadoras de la Universidad de Buenos Aires, que une a ADUBA y APUBA con el objetivo de potenciar fuerzas y consolidar la capacidad de defensa de los derechos de los trabajadores docentes y nodocentes de la Universidad de Buenos Aires, se reunió para definir las próximas acciones de trabajo conjunto.

El encuentro, desarrollado bajo todas las medidas de cuidado correspondientes, se llevó a cabo en el predio recreativo de APUBA, ubicado en Ciudad Universitaria.

En ese marco, “los dirigentes de ambas Asociaciones analizaron la evolución de las condiciones de funcionamiento en las distintas dependencias universitarias y evaluaron la situación socioeconómica del universo representado por la nueva organización, al tiempo que se avanzó en iniciativas de gestión conjuntas en el mediano y en el largo plazo”, según informaron desde la organización, a través de un comunicado al que tuvo acceso Data Gremial.

El flamante frente tuvo su presentación en sociedad a principios de este mes. En aquella ocasión emitieron un documento que sostenía que la responsabilidad política de sus sindicatos universitarios “no debe limitarse a la función meramente reivindicativa o a la defensa reactiva de los intereses de quienes representamos, nos sentimos también obligados a ocupar el centro del escenario en la vida universitaria y a asumir el rol que nos cabe como sujetos centrales en esta realidad institucional”.

Para el nuevo espacio de trabajo, la organización sindical es “fundamental e indispensable” para lograr una “Universidad inclusiva y de calidad”, habían concluido los gremios conducidos por Daniel Ricci (ADUBA) y Jorge Anró (APUBA).