Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la Tercera Sección Electoral con más de 15 años de existencia. En las últimas horas, sus dueños se vieron en el centro de la polémica porque el grupo de trabajadores que trabajan para la emisión radial anunciaron un paro por tiempo indefinido y denunciaron públicamente trabajo en negro, “sueldos que rozan la indigencia”, malas condiciones laborales en general y diversos maltratos.

La gota que rebalsó el vaso de dio ayer, cuando “de manera arbitraria y sin diálogo previo con los trabajadores”, el director del medio, Alejandro Cooper, removió de su cargo al conductor, desde hace 18 años, Rubén Molina, según denunciaron a través de un comunicado al que tuvo acceso Data Gremial.

“Desde el inicio de la pandemia, los trabajadores del medio radial (Gonzalo Molina, Leonardo Papaleo, Luis Giménez Ojeda y Rubén Molina) sufrimos maltratos por parte del director, Alejandro Cooper”, arranca el comunicado.

“Con sueldos que rozan la indigencia y trabajando de manera presencial durante todo el ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y obligatorio), solicitamos un aumento. El mismo nos fue DENEGADO por Alejandro Cooper, y a pesar de ello seguimos adelante con nuestras labores”, detallan los trabajadores.

Tweet de POLÍTICA DEL SUR

En junio del 2021, luego de trabajar durante más de un año sin producción radial, fue incorporada a la radio Sabrina González Flores, “quien ejerció su labor notablemente, a pesar de los maltratos y faltas de respeto que debió tolerar por parte del coordinador de aire Enrique Buttini y Alejandro Cooper. Finalmente, el 30 de agosto fue corrida de su puesto y rebajada a redactora sin justificativo laboral alguno, continuó el texto.

A pesar de todas estas situaciones, los trabajadores siguieron adelante y le pusieron “el cuerpo a un trabajo que exige una labor de 24 horas los 7 días a la semana, por sueldos que no se ajustan en lo más mínimo a la realidad del país ni a la labor que realizamos”.

El detonante final fue la remoción de Molina. Hoy, los trabajadores se hicieron presentes nuevamente en su lugar de trabajo y continuaron con la medida de fuerza, que seguirán sosteniendo hasta tener una respuesta a sus reclamos.

Tweet de POLÍTICA DEL SUR