El Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (SOEVA) convocó a un paro de actividades para mañana y el jueves con el objetivo de reclamar un aumento salarial para los trabajadores del sector, luego de que fracasaran las negociaciones paritarias con el sector empresarial.

Nelson López, Secretario General de SOEVA, afirmó que “fue un fracaso la última reunión con la cámara empresarial”, al tiempo que detalló que durante el encuentro, el gremio exigió un sueldo básico de $56.000 para los trabajadores del sector. Sin embargo, la propuesta fue rechazada por la patronal, quien propuso una suba del 30% escalonado hasta febrero de 2022, lo que no alcanza para cubrir el costo de la canasta familiar.

Cabe destacar que el sueldo básico actual de los trabajadores de las cosechas es de $27.500, mientras que quienes realizan las tareas de embotellamiento perciben $30.000. Así, el dirigente informó que se solicitó un bono extraordinario de $15.000 para noviembre, ya que con los sueldos actuales “no se llega a fin de mes”.

“Los trabajadores están con hambre, eso no alcanza ni para comer 10 días a una familia de 4 hijos”, afirmó López, mientras advirtió que no cederán en el reclamo. “Tienen que llegar a lo que nosotros queremos”, expresó.

Por otro lado, el sindicalista detalló que las empresas toman cada vez menos empleados de forma registrada, y se inclinan hacia los trabajos por temporada. Frente a este panorama, López comunicó que se pidió un subsidio para aquellos trabajadores temporales “que después quedan desempleados todo el año y no tienen trabajo”, pero que aún no tuvieron respuestas positivas.