Los cinco gremios marítimos anunciaron que la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo dispuso encuadrar, en el marco de la Ley N° 14786, el conflicto con la Cámara de Argentina de Arena y Piedra y fijó una audiencia para el próximo lunes 7 de febrero a las 14.

En este contexto, los sindicatos han resuelto acatar la decisión del organismo, dejando sin efecto las medidas de acción directa que habían dispuesto. 

“Deseamos que este canal de negociación que abre la Autoridad Laboral sea conducente a una solución satisfactoria al justo reclamo realizado”, expresó Armando Alessi, secretario general del Sindicato Conductores Navales de la República Argentina (SICONARA).

Tweet de SICONARA

El conflicto se produjo ante la negativa de Arena y Piedra de considerar la creación de nuevas categorías para los buques con capacidad mayor a 1.500 m3 de bodega y a establecer una dotación de explotación acorde a la nueva realidad operativa que éstos configuran.

Ante el nuevo panorama, el Secretario General de SICONARA agregó que “más allá de la vocación de diálogo sobradamente demostrada por esta representación gremial, la Cámara Argentina de Arena y Piedra debe tomar conciencia de la necesidad y conveniencia de dar una respuesta positiva y de la decisión inquebrantable de estos gremios de mantener la unidad en la acción hasta el logro del objetivo perseguido”.

Trabajo dictó la conciliación obligatoria y se levantó el paro de los buques areneros

Además del SICONARA, la medida de fuerza la llevaban a cabo conjuntamente Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, la Asociación Profesional de Capitanes y Baqueanos Fluviales de la Marina Mercante, el Centro de Jefes y Oficiales Maquinistas Navales, y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).