En uno de los hechos más lamentables de los últimos tiempos contra la clase obrera, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires -que ofició como fuerza de choque- reprimió brutalmente el miércoles pasado a trabajadores jerárquicos y profesionales de comercio que realizaban una medida de fuerza en la sucursal Abasto del supermercado mayorista Vital, en reclamo de mejoras laborales y salariales. El lamentable saldo fue cinco manifestantes detenidos y un total de diez heridos con cortes y golpes. A partir de este hecho, el gremio responsabilizó a la empresa por lo sucedido, se declaró en estado de alerta y movilización permanente y este lunes definirá las próximas medidas

Tweet de Data Gremial

“En un contexto donde la delincuencia y el crimen es un flagelo que sufre toda la ciudanía, la Policía de la Ciudad concentró a más de 50 efectivos con gases y palos para reprimir a una movilización trabajadora”, apuntó la Asociación del Personal Profesional y Jerárquicos de Comercio (APPyJC) mediante un comunicado que emitió horas después de los aberrantes hechos.

Tweet de urquizaalfred

Y advirtió: “Responsabilizamos a la empresa MAYCAR S.A. (N. de R: es la firma dueña del mayorista Vital) por la violencia hacia los trabajadores jerárquicos, y desde nuestra organización realizaremos las medidas sindicales que sean pertinentes…También se efectuarán todas las denuncias legales hacia los responsables por las agresiones, represión y privación ilegítima de la libertad de los trabajadores.

Las horas posteriores

“La policía cazó a cinco compañeros al boleo para dejarlos detenidos como delincuentes. Sufrieron toda la represión que se ve en los numerosos videos. Después estuvieron alojados en alcaldías y los pasearon por distintas comisarías. Recién a eso de las 23 del miércoles los liberaron en una seccional de Palermo. De ahí se fueron a clínicas para hacerse las revisaciones médicas”, relató Jesús Riquelme, secretario de Prensa de la APPyJC, acerca de esa jornada funesta. 

Tras la brutal represión, los jerárquicos de comercio apuntan contra Vital: “Es la empresa más antisindical y la que paga salarios más bajos”

“Muchos tuvieron cortes en la cabeza con sutura, golpes en la espalda, los brazos, codos, costillas. Las derivaciones sobre el gas pimienta sobre la piel son complicadas. El saldo de la agresión no fue solo para los detenidos, porque tuvimos otras cinco personas más que sufrieron golpes por la espalda, empujones, y patadas”, continuó el relato del dirigente.

Tras la brutal represión, los jerárquicos de comercio apuntan contra Vital: “Es la empresa más antisindical y la que paga salarios más bajos”

Un conflicto que se prolonga en el tiempo

En el mes de abril fue la última vez que el gremio se pudo reunir con representantes de la empresa. En esa ocasión y en el contexto de una audiencia en el Ministerio de Trabajo porteño (una más de tantas), Maycar se había comprometido a avanzar en el armado de una mesa de diálogo con la APPyJC para ir tratando los distintos reclamos, “hecho que nunca ocurrió hasta el día de hoy. No nos atienden el teléfono. Ese es uno de los reclamos por los cuales fuimos el miércoles”, advirtió Riquelme.

Los salarios más bajos, comparados con las otras cadenas

Entre los reclamos salariales, el gremio hace hincapié en que Vital no viene acompañando los incrementos de los trabajadores jerárquicos con la inflación. Los viene retrasando e inclusive, los trabajadores jerárquicos de la cadena quedaron en la cola en relación a la media de los sueldos en el ámbito del retail y los mayoristas.

Están últimos, lejos. En comparación a las grandes cadenas de supermercadismo como Carrefour, Cencosud, Walmart. Y su vez con el rubro al que pertenecen, el mayorista, si lo comparamos con Makro, Maxiconsumo y Jaguar, quedaron el último lugar de la tabla”, graficó Riquelme.  

Jornadas laborales interminables, persecución y despidos con causas inventadas

En relación a los reclamos laborales, desde la APPyJC siguen reclamando que se achique la jornada laboral. Que no sean mayores a 12 horas como ahora. 

Otro de los puntos es que se termine la persecución hacia el personal sindicalizado. “En los últimos dos meses hemos tenido delegados suspendidos. Hace un mes suspendieron al delegado en Bahía Blanca por causas inventadas por la empresa. Y hasta hace una semana lo acusaron de robo a un delegado en la sucursal Talar de Pacheco. Hay persecución por cámaras y hostigamiento. La empresa es lo más antisindical en el rubro y viene persiguiendo a nuestros representantes”, describió Riquelme. 

En ese sentido, cabe recordar los casos de Alejandro Ocampo, delegado de la sucursal de Avellaneda, despedido en febrero de 2021; y el de Maximiliano Vecchio, delegado también de la sucursal de Loma Hermosa. Ambos desvinculados con causas inventadas, denunciadas por el gremio que ya ha presentado pruebas en su defensa y lucha por su reincorporación.

“Necesitamos que esa persecución se termine porque es sistemática”, añadió el secretario de Prensa la APPyJC.

Repudio y apoyo de distintas organizaciones gremiales y sindicales

Tras el violento episodio hubo un muy amplio repudio gremial. A lo largo de las horas, distintas organizaciones hicieron circular comunicados de prensa donde responsabilizan a la empresa Maycar por lo sucedido e incluso califican a su dueño, el empresario Eduardo Javier Pochinki como “un mal nacido que se maneja como un patrón de estancia, creyendo que el crecimiento de su empresa se logra a costa de la explotación de los trabajadores”.

En ese sentido, se expresaron las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas que conduce José Ibarra, la CGT Regional Lomas de Zamora, el sindicato de los custodios SUTCA y el Frente Sindical Regional Zona Sur, entre otras entidades gremiales.

Las organizaciones sindicales, además se comprometieron a dar apoyo a cualquier medida que el gremio que lidera Gastón Gallo decida esta semana y las subsiguientes en Vital. 

Tweet de CGT Regional Lomas De Zamora
Tweet de Jerárquicos comercio

Cómo sigue

¿Los pasos a seguir? Los tienen que discutir la comisión directiva nacional de Jerárquicos de Comercio. “Nos sentaremos el lunes a primera hora y vamos a tomar una decisión. Esto no se va a quedar así. No puede ser que esta empresa antisindical realice lo que hizo el miércoles pasado”, adelantó Riquelme. 

“Hace muchos años que no veo un ataque así hacia los trabajadores. El miércoles cuando fuimos no cortamos la calle, no cortamos los mercados. Fuimos a manifestarnos. Había una intención desde el vamos de reprimir, de sacar a los manifestantes del predio de Vital Abasto y buscar cualquier excusa para meter presos a los compañeros. Las imágenes hablan por sí solas. Van y le pegan por la espalda y en la cabeza a los compañeros y los llevan detenidos. Es una locura y necesitamos el apoyo de todos los gremios para que esto se revierta”, concluyó el dirigente.