Whirlpool Argentina comunicó que invertirá u$s 40 millones para desarrollar en Fátima, Partido de Pilar, una nueva planta de producción con tecnología de clase mundial. Desde la empresa prevén que, una vez que comience a operar, dos tercios de la fabricación serán exportados.

La nueva planta, que generará 1000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, fortalecerá la cadena de proveedores y socios industriales, tendrá una capacidad de producción de 300 mil unidades al año, de las cuales el 70% serán para exportar a la región y el resto para abastecer al mercado local. El tiempo estimado para la implementación es de 16 meses, implicando el desarrollo de más de 30 mil metros cuadrados de predio productivo.

“En estos tiempos tan desafiantes, atravesados por la pandemia del Covid-19, esta inversión marca un hito en la historia de Whirlpool y un paso muy importante en el proceso de industrialización de la compañía en Argentina. Esto nos permite seguir consolidando a la empresa como una marca líder, comprometida con la generación de empleo y el perfil exportador del país.”, manifestó Joao Carlos Brega, Presidente de Whirlpool Latinoamérica.

De acuerdo al proyecto anticipado al Presidente Alberto Fernández, el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y el Secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale en febrero de este año, el emplazamiento definitivo fue dado a conocer durante la presentación del proyecto de inversión que realizaron representantes de la compañía ante las autoridades del Municipio de Pilar, encabezadas por el Intendente, Federico Achával, y Guido Bordachar, Secretario de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos, quienes contaron también con la presencia del Ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires, Augusto Costa y de la Subsecretaria de Industria, Pymes y Cooperativas, Mariela Bembi.

Según fuentes de la compañía, la elección de esta locación permitirá cumplir con el gran desafío y compromiso asumidos a comienzos de año, especialmente dada su ubicación estratégica con cercanía a los principales puertos de exportación y que posibilita seguir ampliando y reforzando su cadena de valor actual. 

La otra planta

Whirlpool cuenta con una planta en localidad de La Tablada, provincia de Buenos Aires, desde donde produce sus líneas de cocina y lavarropas y tiene 200 empleados directos y 1610 indirectos. En el segmento de heladeras, importan todo lo que venden. La compañía decidió redoblar la apuesta y empezar a producir lavarropas de alta generación en la futura fábrica de Pilar.