Ante el inminente regreso presencial a las aulas, pactado para el 17 de febrero en CABA y para el 1 de marzo en la Provincia, el colectivo Familias por un Retorno Seguro reveló la experiencia de aquellos países que volvieron a las aulas y debieron retroceder con la medida.

“La apertura de las escuelas en el Hemisferio Norte muestra resultados alarmantes: incluso en zonas con valores de circulación comunitaria más bajos que los de la Argentina, no pudieron evitarse los rebrotes y se ha llegado a situaciones graves”, detallaron.

Con respecto a la situación de Europa, Susana Murillo, Doctora en Ciencias Sociales e investigadora de la UBA, declaró: “En todo el continente cierran por un tiempo cuando ven que aumentan los casos y vuelven a abrir, no es un cierre total. En cuanto reabren, vuelven a aumentar los contagios”.

Con respecto a España, Murillo explicó: “En España tratan de mantener abiertas las escuelas: si en un curso hay tres chicos contagiados, aíslan el curso pero no la escuela. Después de las vacaciones de verano, pensaban que iban a mantener la presencialidad. Al poco tiempo, muchas volvieron a la semipresencialidad porque vieron el aumento de contagios en chicos de 14 años”. Cabe destacar que la Sociedad de Neumonología y Cirugía Torácica del país presentó un informe que indica que los contagios en niños y niñas crecieron desde el 1% del total de casos en marzo de 2020 al 12% en diciembre. La investigación también cita a EE UU, con tasas de hasta un 15% del total de infectados.

Asimismo, el panorama es similar en Francia. “Es un país que trató de mantener siempre la presencialidad y el crecimiento de contagios en niños y adolescentes fue constante. Esto se vio particularmente tras las vacaciones. Entre septiembre de 2020 y enero de 2021 tuvieron que aumentar las restricciones en los protocolos de los comedores escolares”, apuntó la especialista.

Por otro lado, Analía De Cristófano, presidenta de la Comisión de Infectología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Infectología, alertó sobre el aumento de consultas psicológicas y aseguró que la decisión sobre el retorno a las aulas debe ir acompañada por el abordaje epidemiológico local pero, con las medidas adecuadas, no debería ser una situación de alto riesgo.

“Hay lugares donde empezaron y siguieron sin problemas y otros que suspendieron y volvieron a empezar. Lo cierto es que los niños han sufrido mucho. En EE UU y otros lugares donde se dieron clases y tomaron exámenes de una forma ordenada, hubo muchos chicos reprobados. Y un aumento de un 25% de  las consultas psiquiátricas en chicos de 5 a 11 años y un 35% en chicos de 11 a 17 años”, sostuvo la médica.