Desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), se opusieron al proyecto para extender una hora más de clases en las escuelas primarias de todo el país, presentado por el Ministerio de Educación de la Nación.

En un comunicado firmado por los secretarios generales del gremio, Roberto Baradel y Sonia Alesso; y su secretario de Educación, Miguel Duhalde, expresaron el rechazo a la extensión horaria de las clases y pidieron con “urgente" la convocatoria a la Paritaria Nacional Docente.

“Ante las noticias difundidas por los medios de comunicación sobre la decisión unilateral del Ministerio de Educación Nacional referidas a la modificación de la jornada escolar de la educación primaria, desde CTERA planteamos el rechazo de toda modificación del sistema educativo que vulnere los derechos laborales, implique una sobrecarga en el trabajo docente y no esté orientada hacia la cualificación del sistema educativo, detalla el comunicado.

Tweet de prensa-ctera

Según el titular de la cartera de Educación, Jaime Perczyk, la medida implicará “más aprendizaje para los chicos” y “más y mejores salarios”, además de “más trabajo para los docentes”. De esta manera, el Gobierno nacional propondrá que a partir de mayo las escuelas primarias de todo el país dicten una hora más de clase por día, por lo que la carga horaria por turno pasará de cuatro a cinco horas.

La propuesta alcanzará a alrededor de 10 mil escuelas y demandará una inversión de 18.000 millones de pesos, informaron fuentes oficiales.

En este sentido, el funcionario informó que actualmente “el 86% de los chicos en la Argentina tiene cuatro horas de clase en la primaria” y que el propósito es “impulsar un piso mínimo de 25 horas para todas las escuelas”.

Perczyk explicitó que el objetivo es poner “en el centro de la discusión de la educación a los chicos, las necesidades que tienen de más aprendizaje”. "Más horas de clase, indudablemente, es mejores condiciones para aprender", concluyó.