Los sindicatos que representan a los docentes universitarios rechazaron ayer la primera oferta salarial hecha por el Gobierno, la cual consistía en un incremento del 33% pagadero en cuotas entre abril y febrero del 2022, y sin cláusula gatillo.

En detalle, la propuesta presentada por el Ministro de Educación, Nicolás Trotta, consistió en un incremento salarial del 33% pagadero en cuotas de la siguiente manera: un 5%  en abril, 5%  en junio, 4% en agosto, 2% en octubre, 4% en noviembre, 3% en diciembre, 6% en enero, y un 4% en febrero del 2022.

En tanto, los dirigentes de Conadu, Fedun, Fagdut, UDA y Ctera consideraron que la propuesta es “insuficiente” y que no alcanza para recuperar la pérdida salarial de los trabajadores del sector, potenciada por la pandemia. Por su parte, los gremios docentes exigieron acotar la cantidad de cuotas e incluir instancias de revisión durante septiembre y diciembre, de modo que la cartera de Educación se comprometió a realizar una propuesta superadora para la semana próxima.

El Secretario General de la Conadu, Carlos De Feo, se pronunció al respecto y afirmó que la oferta es “inaceptable”, al tiempo que aseguró que “es condición necesaria una revisión salarial que permita garantizar la recuperación del poder adquisitivo por encima de la inflación, y que la totalidad del aumento se realice integralmente durante el año en curso”.

“Es importante que incluyan cláusulas de revisión y que la primera cuota de abril sea mayor del 5 por ciento. Esperamos que el Gobierno pueda mejorar la oferta así tenemos el acuerdo cerrado antes del 20 de abril”, agregó el dirigente.

En coincidencia, el titular de la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun), Daniel Ricci, declaró: “No podemos aceptar este acuerdo. Además de que el aumento debe ser un porcentaje total mayor, la primera cuota debe otorgar un monto que contemple lo perdido en lo que va del año por la inflación”.