El Sindicato Personal de Dragado y Balizamiento (Dragybal) y la Administración General de Puertos (AGP) acordaron hoy en el Ministerio de Trabajo la continuidad laboral de los 800 trabajadores del sector luego del 11 de septiembre, fecha de vencimiento de la concesión de la Hidrovía Paraná-Paraguay, por lo que el gremio levantó las protestas.

Sindicatos, funcionarios y la firma Hidrovía acordaron que luego de esa fecha los trabajadores de dragado y balizamiento comprendidos en el convenio 1.366/14 en los términos del decreto 427/21 tendrán continuidad laboral, cualquiera sea el empleador.

También convinieron que el gremio, la AGP y los oferentes mantendrán "reuniones directas para analizar la situación de los trabajadores fuera de convenio y otros temas".

La AGP se comprometió a garantizar la continuidad laboral de los trabajadores hasta tanto se extienda "su plazo como concesionaria" y, desde el próximo 11 de septiembre, exigirá a los futuros oferentes o a quienes sean prestadores del servicio el pago íntegro de los salarios de la totalidad del personal para que "no haya interrupciones".

Por su parte, los representantes de la empresa Hidrovía S.A. sostuvieron que en "los supuestos que correspondiere liquidará las indemnizaciones de ley en tiempo y forma".

La reunión fue encabezada por el funcionario de la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo Agustín Carugo, y participaron los sindicalistas Juan Carlos Schmid, Hugo Godoy y Cristian Luján Ricle y el subsecretario de Puertos y Vías Navegables del Ministerio de Transporte, Leonardo Cabrera Domínguez.

También lo hicieron Abel De Manuele por la cartera de Transporte; José Beni de la AGP y Sebastián García por la empresa Hidrovía S.A., confirmaron fuentes oficiales.

De esta forma, Schmid levantó el paro que había previsto realizar en todo el país si en el encuentro de hoy en la cartera laboral las partes no alcanzaban un acuerdo definitivo.