Roberto Baradel, Secretario Adjunto de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), aseguró que el retorno a las clases presenciales en la Provincia de Buenos Aires se llevará adelante el 1 de marzo “en la medida en que se cumplan los protocolos adecuados y no haya alta circulación del coronavirus”.

“Queremos que la vuelta a la presencialidad en el marco de una pandemia no implique que se propague el virus. Planteamos que se cumplan los protocolos para proteger a los chicos y a los docentes, algo absolutamente justo y razonable”, sostuvo.

Además, el dirigente recordó las clases presenciales que se dieron durante el año pasado y afirmó: “En 2020 se dijeron muchas mentiras. Aunque fue un año atípico y anormal, hubo clases y se dieron respuestas en el marco de la pandemia”. Y mencionó que unos 40 municipios que tenían bajo nivel de contagios “pudieron regresar a una presencialidad cuidada”. Asimismo, y resaltó que en la provincia “desde el miércoles 17 se lleva adelante de manera presencial el proceso de recuperación de contenidos”.

“El regreso a las clases presenciales será de forma gradual y cuidada; a medida que lleguen los instrumentos de higiene, seguridad y protección, y siendo muy prudentes, en un esquemas bimodalidad con presencialidad y virtualidad”, aseveró.

Por otro lado, Baradel negó que los gremios hayan impedido la vuelta a clases y confirmó que dichos rumores no fueron ciertos. “Esa fue una campaña de una parte de la oposición y de los medios hegemónicos para querer enfrentarnos a la sociedad”, declaró.