Los trabajadores de Toyota aprobaron este viernes en asamblea un cambio en el régimen laboral, en la planta bonaerense de Zárate, que le permitirá a la automotriz aumentar la producción y solucionar el problema planteado con los operarios, que se resisten a realizar horas extras por el recorte que sufren por el pago del Impuesto a las Ganancias.

De esta manera, avanza a paso firme con un cambio en el esquema laboral para aplicar una semana de 5x2 y así cubrir el bache que se le genera los sábados.

La compañía propone algo más de 8 mil pesos adicionales por sábado a cada empleado de la célula a la que le toque trabajar y promete 1.012 pases a planta. Los trabajadores se reunieron y votaron a favor del nuevo esquema.

El eje de la modificación del convenio es que, a partir de su implementación, habrá células de 6 operarios que deberán trabajar los sábados, en un turno de medio día, como jornada obligatoria. Como contraparte, tendrán franco todos los domingos, más un día de semana que será móvil.

En el borrador acercado por Toyota, la firma propone una compensación de 8.077 pesos por cada sábado trabajado.

Con este nuevo sistema, Toyota podrá tener la planta en funcionamiento durante mayor cantidad de horas para aumentar volumen de fabricación de los modelos Hilux y SW4.

Por el lado de los trabajadores, significará una reducción en la cantidad de horas trabajadas semanalmente, ya que pasarán de un sistema de cinco días de trabajo fijos, más dos sábados por mes, bajo la modalidad de horas extras, a tener cinco jornadas de trabajo totales por semana, con flexibilidad de los días que sean.

El esquema establece un sistema de grupos de trabajo de seis personas que irán rotando.

La propuesta de la automotriz fue defendida por el secretario general del SMATA, Ricardo Pignanelli, como una forma de permitir el crecimiento de la producción, lo que redundará en beneficios de los trabajadores.

Esta medida es la primera vez que se implementa en el sector y es un paso a la flexibilización del convenio colectivo en busca de mayor productividad.

Para Toyota, permitirá superar la dificultad que venía manteniendo desde hacer meses, ante la negativa de muchos operarios que no estaban dispuestos a trabajar los sábados por horas extras, motivos por el cual, en varias oportunidades, debido al ausentismo, tuvo que suspender la producción los fines de semana.

El nuevo régimen se implementará a partir de enero próximo, ya que la empresa tiene planeado subir la producción en Zárate en 2022.