La asociación que congrega a trabajadores de la industria cinematográfica argentina solicitó la renuncia de Luis Puenzo, actual Presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), a través de una carta abierta que envió al ministro de Cultura, Tristán Bauer. Además, diferentes actores del sector participaron esta tarde de una concentración en la sede de la organización bajo el mismo reclamo.

La gestión del cineasta que dirigió La Historia Oficial está en la mira desde hace años, pero en las últimas semanas cobró fuerza el descontento entre los trabajadores de la industria. Uno de los principales puntos cuestionados fue la no modificación del Plan de Fomento, "impuesto en el gobierno de (Mauricio) Macri que concentra la producción cinematográfica en las productoras más grandes radicadas en AMBA, no llevó adelante políticas que impulsen la producción de cine en las Provincias", asegura el Colectivo de Cineastas en el documento que fue publicado en Instagram.

Varios sectores de la industria cinematográfica denuncian que los manejos de Bauer y Puenzo atentan contra la autonomía del ente nacional de cine al recortar cada vez más sus fondos y priorizar a grandes producciones en detrimento de medianos y pequeños realizadores.

Tras las protestas de trabajadores del INCAA que terminaron en represión de la Policía porteña, Bauer anunció que habrá “cambios” en el organismo

En esa línea, agregaron que "no estableció ninguna medida tendiente a revertir las enormes desigualdades de género a la hora de dirigir u ocupar roles en los equipos técnicos" y que "incluso afirmó públicamente y sin sonrojarse que nunca vio conflictos reales de género en el cine", detallaron.

Por su parte, la productora Paula Orlando, miembro del Colectivo, explicó: "El cine está atravesando un momento realmente crítico y preocupante, por un lado, en diciembre de este año caducan los impuestos asignados a Cultura y esto impacta directamente en el cine, el teatro y la música".

Tras las protestas de trabajadores del INCAA que terminaron en represión de la Policía porteña, Bauer anunció que habrá “cambios” en el organismo

"Si solo dejamos a grandes plataformas producir contenidos, estamos hablando de la pérdida de miradas, de la pérdida de identidad, de la pérdida de soberanía cultural -y agrega- por otro lado nos enteramos de un decreto impulsado por la actual gestión del Incaa propone limitar los subsidios que recibe el cine volviéndolo más excluyente".

La carta de la entidad también enumera otras razones por las cuales cuestionan el funcionamiento del Incaa y agrega que se desfinanciaron los festivales nacionales, no se impulsó la red de Espacios Incaa y tampoco se puso en marcha la Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional (Cineain), entre otros reclamos.

Del Instagram de colectivocine

Por su parte, el director Fernando Krichmar, integrante de Documentalistas Argentinos (DOCA), cuenta: "movilizamos al Incaa exigiendo la renuncia de Puenzo porque creemos que ya pasó un tiempo prudencial y ha demostrado realmente una gran insensibilidad hacia el cine independiente".

El documentalista explica que Puenzo, "no nos convoca al Consejo Asesor que es su obligación y ha presentado un proyecto de Plan de Fomento que ahonda la crisis en la que nos metió el macrismo, que tiene que ver con fortalecer el cine como un negocio y entretenimiento y prácticamente eliminarlo como parte de un proyecto cultural".

Tras las protestas de trabajadores del INCAA que terminaron en represión de la Policía porteña, Bauer anunció que habrá “cambios” en el organismo

Tensión en la protesta 

Bajo la premisa "Esta gestión no va más, están matando al cine argentino", la asociación nacional que congrega a directores, productores y técnicos de cine convocó a una marcha que comenzó este lunes a las 15 horas en las puertas del INCAA y se extendió durante varias horas. 

En ese contexto, se produjo un violento choque entre los manifestantes que frenaron el tránsito a metros de la Avenida 9 de Julio y la Policía de la Ciudad. Efectivos se enfrentaron con los trabajadores cinematrográficos y al menos dos personas fueron arrestadas.