Autoridades del Ministerio de Educación de la Nación mantuvieron ayer una reunión con el secretario General de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), Daniel Ricci, y representantes de otras federaciones de trabajadores docentes y no docentes, en donde se comprometieron a convocar a la revisión paritaria el 12 de agosto próximo.

Esto ocurre luego de que la semana pasada la FEDUN elevara un pedido formal a la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) con el objetivo de reabrir la discusión salarial y realizar las revisiones necesarias para proteger el poder adquisitivo del salario de los docentes universitarios.

El pedido surgió “a raíz del aumento de los índices de inflación de los últimos meses, que hacen necesario anticipar la fecha de revisión que había sido pautada para septiembre en el último acuerdo paritario”, comunicaron desde la FEDUN mediante un comunicado al que accedió Data Gremial.

Durante la reunión, el secretario de políticas universitarias, Jaime Perczyk, manifestó el compromiso de convocar para el 12 de agosto a los gremios para reabrir la discusión salarial.

En declaraciones, Ricci adelantó que “se exigirá aumentar hasta 45% el porcentaje de aumento de la paritaria para los docentes universitarios, o sea, subir un 10% el acuerdo en curso para equiparar la inflación”.

En el mismo sentido, sostuvo que otra alternativa puede ser que se adelanten las cuotas del acuerdo vigente para “llegar al 35% en octubre, y entonces reabrir la discusión salarial para estipular los nuevos aumentos que sean necesarios de acuerdo a las proyecciones inflacionarias”.

Desde la FEDUN exigieron además que se avance en el plan de otorgamiento de rentas a los docentes ad-honorem, y con el pasaje de docentes con categoría ayudantes de primera -que cumplan con ciertos requisitos- a la de jefe de trabajos prácticos, tal como se estipulo en el en acuerdo paritario en curso.

El acuerdo vigente

Los gremios universitarios habían firmado un acuerdo salarial para los 180.000 docentes universitarios con las autoridades de la cartera de Educación y la Secretaría de Políticas Educativas a principios de mayo por un 35% hasta febrero 2022, en función de la pauta inflacionaria oficial proyectada en un 29%.

Pero la aceleración inflacionaria del primer semestre impulsada por los formadores de precios motivó el pedido urgente de la FEDUN de adelantar la revisión.

Más en un contexto donde gremios de otros sectores, en función de esta realidad, comenzaron a cerrar acuerdos por encima del 40%, y esa nueva pauta salarial tuvo el guiño público del propio presidente Alberto Fernández, que volvió a expresar que “este año los salarios deben ganarle a la inflación”.

El pacto inicial contempló un aumento en seis tramos. Dos ya se pagaron: un 8% retroactivo a abril (ese mes y mayo se percibieron juntos), y un 6% en junio. Quedan pendientes el 4% de agosto, 5% de octubre, 7% de diciembre y un 5% final en febrero 2022, que buscan que se adelanten.