A raíz de los diferentes proyectos y declaraciones de sectores de la oposición acerca de avanzar hacia un reforma laboral, con la quita indemnizaciones y reemplazarlas por un supuesto seguro, Juan Pablo Brey, líder de los Aeronavegantes y uno de los dirigentes más cercanos a Hugo y Pablo Moyano, avisó que ninguna de esas iniciativas serán aceptadas por los gremios nucleados en el Frente Sindical.

En declaraciones a Radio Zónica, el también secretario de Prensa de la poderosa Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) sostuvo: “Nosotros sabemos de dónde vienen esas voces. No vamos a aceptar ninguna reforma laboral que nos quieran imponer. Yo soy de los que cree que todo lo tenemos que discutir nosotros, es decir, dentro del movimiento obrero”.

En ese sentido indicó que entiende que “los tiempos han cambiado” y que convenios de ciertos sectores deberían ser modificados de acuerdo a los cambios tecnológicos y a las nuevas realidades, pero que de ninguna manera eso puede llevarse adelante de manera unilateral, y mucho menos tomar decisiones que afecten los derechos de los trabajadores.

Y puso como ejemplo lo que sucedió en el sector de aeronavegantes. “La industria aeronáutica cambió. Venía cambiando y después nos agarró la pandemia y nos encontró con todos los aviones parados en el suelo, con una crisis histórica que no se había vivido nunca en el mundo. Nosotros nos sentamos con las autoridades de Aerolíneas Argentinas, pusimos sobre la mesa los convenios y discutimos todo. Encima venía la fusión de Aerolíneas y Austral. Después de 10 meses de negociación llegamos a un acuerdo que es totalmente fructífero para la empresa y los trabajadores”, explicó.  

En esa línea, añadió que “discusiones hay que dar siempre: porque los tiempos cambian, porque esto es dinámico, pero ahí tenemos que estar nosotros: los trabajadores y los representantes de los trabajadores. No nos pueden imponer una reforma laboral, porque no la vamos a aceptar”, reiteró.

Para reforzar el concepto comentó lo que ocurrió con los diferentes convenios de empresas aeronáuticas. “Cuando asumimos en el gremio había una sola empresa donde los trabajadores se regían bajo convenio colectivo de trabajo, y después hemos firmado con todas las compañías. Entonces, las discusiones siempre han sido fructíferas, tanto para las empresas como para los trabajadores”, ejemplificó.

Tweet de Aeronavegantes

La actualidad del sector

Consultado sobre las consecuencias de la pandemia en el sector aeronáutico, sentenció que la emergencia sanitaria “dejó un desastre, una crisis nunca vivida en la industria. No solo acá sino en el mundo. Empresas que se han ido, otras que siguen existiendo pero que no están operando y que su personal se encuentra en un limbo laboral”.

Por otra parte, sin embargo, confirmó que la industria de a poco se empieza a recuperar, pero que “se estima que va a llevar años para que vuelva al volumen de operaciones que tenía. Por lo menos, un año y medio o dos años. Estamos haciendo el esfuerzo para volverla a poner de pie”, pronosticó.

En otro orden, dijo que urge que el Gobierno defina “una política aerocomercial”. Y que a partir de ahí “todo se puede repensar y replantear”. En ese aspecto, aseveró que es “imperioso” que se vuelva a poner un piso de la tasa tarifaria porque “no se puede seguir así”, con empresas que cobran un tramo a 70 dólares. “Es imposible que le den los costos. Son empresas bancadas por grupos del exterior donde los trabajadores son esclavizados”, indicó.

Sobre la unidad de la CGT

Consultado sobre la renovación de autoridades y proceso de unidad de la CGT, Brey aseguró: “Lo veo bien. Se viene avanzando en las charlas, en las mesas de diálogo. Creo que entendimos todos los dirigentes sindicales que hoy es más que necesaria una unificación y que todos los sectores deben estar representados para tener una central obrera fuerte, como los trabajadores necesitan y como el país hoy necesita”.

También sostuvo que la inclusión de Pablo Moyano en el futuro triunvirato de la central obrera es algo “casi cantado”. “Estamos convencidos que es el hombre indicado para conducir. Por lucha, historia, convicciones y es sangre joven. Ojalá se dé”, señaló al respecto.

Para Brey "es cantado" que pablo Moyano integrará la futura conducción de la CGT
Para Brey "es cantado" que pablo Moyano integrará la futura conducción de la CGT

Posteriormente, le preguntaron cómo imaginaría esa futura gestión y respondió que será difícil con tres cosecretarios. “La vez anterior cuando hubo un triunvirato decíamos que no había unidad. Para que la haya de manera total debería haber un solo conductor. La unidad está en proceso. Ojalá después podamos confluir todos en un solo hombre que conduzca el movimiento obrero”.

En relación al perfil que va a tomar la nueva conducción, aseguró “se va a ir definiendo en base a lo que pase en el país y de acuerdo a las políticas que tome el Gobierno de turno”.

Además, señaló “que construir alejada de cualquier partido político. Obviamente, siempre va a estar referenciada en Juan Domingo Perón, que fue el líder máximo de los trabajadores y que más conquistas y derechos le permitió tener a los trabajadores. Por supuesto, después hay que convivir y dialogar con el Gobierno que esté en el poder, pero sin olvidar que nos debemos 100% a los trabajadores, que son quienes nos votan y nos eligen en nuestras organizaciones sindicales y después nos permiten estar dentro del Consejo Directivo de la CGT”, graficó.

Acerca de la relación de la futura CGT con el Gobierno, aseveró que “el apoyo hay que darlo porque venimos de cuatro años muy difíciles (en referencia al gobierno de Mauricio Macri) y de dos años de pandemia muy complicados. No va a ser fácil salir y tenemos que poner lo mejor de todos”, aunque advirtió que “sea el Gobierno fuere, si equivoca o vemos que está perjudicando a los trabajadores, vamos a hacer lo que tengamos que hacer para que se respeten los derechos de los trabajadores”.

Por último, analizó que el Gobierno debería intentar lo mismo que está haciendo la CGT en este momento: “Dar las discusiones adentro”. Y concluyó que el proceso de unidad de la central obrera “va a ser una bocanada de aire fresca para el Gobierno y para el peronismo”.